Tráfico elabora un plan especial en la ciudad para septiembre

  • Al mismo tiempo se van a iniciar las obras del colector de la Avenida de la Bahía

La vuelta de las vacaciones no sólo cambia el hábito de las personas, que deben adaptarse de nuevo al horario laboral y al nuevo ritmo diario. La ciudad también se transforma y nota grandes cambios. Uno de ellos es el del tráfico, como explicó ayer la alcaldesa, Teófila Martínez, que informó de la aprobación de una serie de medidas que se pondrán en marcha a lo largo de todo el mes de septiembre.

Este paquete de medidas que pondrá en marcha la delegación municipal de Tráfico va encaminada a facilitar una circulación fluida en la ciudad, evitando retenciones y atascos sobre todo a primera hora de la mañana. En este sentido, Martínez quiso ayer matizar dos apuntes. En primer lugar, la coincidencia del primero de septiembre, cuando se pone en marcha el plan, con el regreso de El Piojito que anula la circulación en uno de los sentidos de la avenida de la Bahía. Y en segundo lugar, que muchos ciudadanos utilizan su vehículo privado para trasladarse a los lugares de trabajo durante los primeros días, "incorporándose después al uso del transporte público".

Todo ello es lo que ha motivado estas medidas especiales que contará en los primeros días con un total de once agentes de Policía Local controlando el tráfico en la Avenida principal y en la de Juan Carlos I entre las siete de la mañana y las tres de la tarde, evitando sobre todo el aparcamiento en doble fila y regulando el tráfico en aquellos momentos o puntos en los que sea necesario.

También contempla este plan de tráfico aprobado ayer por la Junta Local de Gobierno el inicio del curso escolar, cuando la Policía Local en colaboración con la Policía de Barrio regulará la circulación en las inmediaciones de los centros escolares tanto a la entrada como a la salida de los alumnos.

Además se suma en este mes de septiembre el anuncio por parte de la alcaldesa del comienzo de las obras de instalación de un colector en la avenida de la Bahía, algo que se ha retrasado los últimos meses "porque no queríamos hacerlo en verano para evitar mayores molestias", explicó Teófila Martínez. El colector tendrá una longitud de 1.107 metros y será instalado en el subsuelo de la acera más cercana a los bloques de edificios, frente al paseo de la Bahía. Su diámetro variará de los diez metros en su parte más estrecha hasta los veinte en la más ancha, ya que irá recogiendo las aguas pluviales de las calles adyacentes a la venida de la Bahía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios