El consiliario

Tiempo de tertulias

Este tiempo de espera es para los cofrades el momento del año, los cuarenta días del calendario, más importantes e intensos. Es el tiempo de tardes de reparto de túnicas a los hermanos, noches en las iglesias y casas de hermandad limpiando plata, preparando cera o montando triduos y quinarios. Es el tiempo de los ensayos de cargadores. De misas, actos, vía crucis y traslados -como el de anoche de Sanidad-. Pero también es el tiempo de las tertulias. Esas reuniones, en su mayoría improvisadas, en las que en algunas ocasiones nacen interesantes proyectos que luego se hacen realidad, en otras se intenta arreglar lo que no tiene solución y en las menos, no sirve para nada. En estos días de Cuaresma, hay tertulias en una reunión de cargadores que se cita por primera vez para iniciar la temporada de ensayos. Tertulias en la puerta de una iglesia cuando finalizan los cultos de la hermandad, en la acera mientras pasa el vía crucis de determinada imagen, en la mesa de una radio con micrófonos por delante o en la barra de un bar refrescando las gargantas. Cualquier sitio, cualquier oportunidad, cualquier cofrade es idóneo en estos días para entablar una tertulia. Y en estos tiempos de tensiones y polémicas, qué se agradece una buena tertulia de vez en cuando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios