Teófila vuelve a Comisaría para otra rueda de reconocimiento

  • La alcaldesa acudió en esta ocasión para reconocer a la mujer gaditana imputada por los incidentes ocurridos durante el día de la Patrona en Santo Domingo

Comentarios 6

La instrucción judicial de los incidentes ocurridos el pasado 7 de octubre en las afueras del convento de Santo Domingo, durante los actos del día de la Patrona, continuó ayer con la intervención de la alcaldesa, Teófila Martínez, en una rueda de reconocimiento de la mujer gaditana imputada por estos sucesos. La alcaldesa fue a Comisaría para, en presencia del juez, ubicar a la mujer en el lugar donde se produjeron los incidentes.

Martínez, acompañada del concejal Ignacio Romaní, llegó a la Comisaría a las diez menos cinco de la mañana, apenas unos minutos antes de que entrara en las dependencias policiales, acompañada de su abogada, Isabel S., la mujer denunciada por la concejala Carmen Obregón por una supuesta agresión a su persona y que fue detenido después de los incidentes.

Unos 50 minutos después terminaba en la segunda planta de la Comisaría Provincial la rueda de reconocimiento, en la que Teófila reconoció a Isabel S. como una de las personas que se encontraba en Santo Domingo aquel día. En este punto coincidió con la declaración efectuada en su día por la concejala Carmen Obregón, que la señaló en su denuncia y después ante el juez, el 10 de octubre, como la persona que la había agredido.

Cabe recordar que Isabel S., de 37 años, se encuentra desde ese día en situación de libertad bajo fianza de 3.000 euros por enfrentarse a acusaciones que le pueden suponer una petición de hasta seis años de cárcel.

En la misma situación se encuentra ahora Simone R., el ciudadano italiano también detenido durante los altercados y que permaneció dos meses en prisión porque el juez consideró que había riesgo de fuga al no contar con residencia habitual en Cádiz ni en la provincia. Simone logró la libertad el 7 de diciembre, después de abonar una fianza de 3.000 euros. La última imputada, aunque en situación de libertad con cargos, es la mujer de Simone, Jo Fiori, cuya denuncia permitió precisamente el cierre cautelar de la perrera de Puerto Real, centro de la manifestación de aquel 7 de octubre que desembocó en los incidentes de Santo Domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios