Talan 4 árboles dañados por la obra de Avenida del Puerto

  • El Ayuntamiento explica que fue por criterios de seguridad

  • Agaden pide explicaciones por estos ejemplares y por otro cortado en La Paz

Comentarios 1

Cuatro árboles, algunos con varias décadas de edad, han sido talados recientemente en la Avenida del Puerto coincidiendo con la campaña de poda que todos los años pone en marcha el Ayuntamiento, siempre bajo las críticas de los ecologistas de Agaden, que la consideran excesiva. La motosierra también ha acabado con otro ejemplar en la calle Lázaro Dou y, según Agaden, al menos con un sexto en la barriada de La Paz. Los ecologistas pedirán explicaciones a Medio Ambiente, dijo uno de sus portavoces.

Todos estos árboles se han cortado porque estaban enfermos y por razones de seguridad y serán sustituidos con ejemplares más jóvenes, explicó el Ayuntamiento. Todos, salvo uno: el que se encontraba entre la parada del autobús y la terraza del bar Lucero, que no se repondrá con el fin de facilitar el paso a los peatones y usuarios del transporte público.

No repondrán el del bar Lucero para ganar espacio frente a la parada del autobús

Las raíces y las bases de los troncos de los cuatro árboles de la Avenida del Puerto resultaron dañadas durante las obras que se ejecutaron en el pavimento del tramo situado entre el Palacio de Congresos y San Juan de Dios en el verano de 2015 . Así consta en el informe de una ingeniera de la empresa Licuas, adjudicataria del mantenimiento de los parques y jardines de la ciudad, al que ha tenido acceso este periódico. Posteriormente sufrieron daños por hongos xilófagos, pudriciones y oquedades, "presentando un decaimiento del vigor que comprometió su desarrollo natural y su buen estado fisiológico y sanitario".

En el documento se presta especial atención a las acacias del Japón (Sophora japonica) y arces de hoja de fresno (Acer negundo) "por estar situados en puntos de especial tránsito de personas debido a su situación estratégica y a la existencia de terrazas de bar y paradas de autobús". Y se constata que la acacia del bar Lucero "presenta una abertura profunda en la cruz, comprometiendo toda la copa", así como "pudriciones externas en la base de las ramas principales" de la otra acacia y de los arces.

La ingeniera concluye recomendando que, "al estar comprometida la seguridad estructural de dichos árboles y su valor ornamental", se sustituyan tres de ellos por otros más jóvenes y "se suprima el alcorque situado entre la parada de autobús y la terraza del bar contiguo por los problemas que se derivan del emplazamiento".

Se da la circunstancia de que poco antes de la fecha de este informe, firmado el 17 de diciembre del año pasado, el propietario del bar Lucero había solicitado al Ayuntamiento que se mejorase la accesibilidad en esta zona -sobre todo para las personas con dificultades de movilidad- entre otras medidas, eliminando ese árbol, cuyo mal estado documentó mediante el informe de un ingeniero de montes.

En cuanto al ciclamor (Cercis siliquastrum) de Lázaro Dou, las mismas fuentes municipales aclararon que también fue apeado por criterios de seguridad: "Debido a unos de los últimos temporales, la mitad de la copa se desgajó, quedando desvencijada la mitad y comprometida su estabilidad".

Desde el Ayuntamiento recuerdan que deben velar tanto por el patrimonio vegetal de la ciudad como por la seguridad de los ciudadanos. Y que se evita la eliminación de árboles, "haciéndolo sólo en casos en los que no actuar podría considerarse como poco responsable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios