Subdelegación reclama la licencia de obras para demoler su sede

  • Acusa al Ayuntamiento de obstruir "de manera intencionada" el proyecto, pero éste asegura que los documentos no se entregaron hasta finales de diciembre

Comentarios 1

La Subdelegación del Gobierno ha acusado al Ayuntamiento de Cádiz de "dificultar deliberadamente" la construcción del nuevo complejo administrativo del Estado en la venida principal de la ciudad. Este ente asegura que por parte del municipio se produce "una intencionada dilación" en otorgar la licencia para derribar el antiguo inmueble de la Subdelegación del Gobierno y su pabellón anexo, que "demora considerablemente la inversión de 48 millones de euros que, hasta el próximo 2010, el Estado había aprobado con este fin en Cádiz". Así, ya se preveía gastar nueve millones de euros a lo largo del presente año.

El retraso en el permiso de demolición, fase inicial del proceso de nueva construcción, "lesiona -a juicio de la Subdelegación- los intereses de la ciudadanía local y provincial". En este sentido, advierte de que serán los contribuyentes "quienes sufrirán la innecesaria demora de la entrada en funcionamiento de un centro que concentrará la práctica totalidad de los organismos estatales".

La Subdelegación recuerda incluso que el Ayuntamiento de Cádiz ha llegado a amenazar con la expropiación de los solares del Patrimonio estatal, "precisamente con la excusa de forzar a la construcción de los inmuebles que ahora retrasa".

La dilación de la que habla la Administración General del Estado "no obedece a ninguna cuestión de índole técnica" pues considera que desde esta institución "se han cumplido sobradamente todos los trámites preceptivos al respecto".

En este sentido, recuerda que el pasado 16 de marzo de 2007, se había aprobado el estudio de detalle (documento descriptivo de las actuaciones a realizar) de los solares en cuestión, así como el reordenamiento de la manzana donde se alzará el complejo administrativo. La Subdelegación asegura que en el documento se atendían "cumplidamente cuantas observaciones y sugerencias se formularon por parte de los servicios técnicos del Consistorio municipal".

La Administración General del Estado no entiende que se apruebe el estudio de detalle "que incluía todas las recomendaciones municipales y mantener luego una actitud dilatoria".

El equipo de Gobierno municipal, mientras tanto, asegura que la Subdelegación del Gobierno entregó los últimos documentos a finales del pasado mes de diciembre "por lo que todavía no han transcurrido ni 20 días para poder dar la licencia de demolición".

Asimismo, se advierte de que "no sólo no se le ha obstruido, sino se le han facilitado los trámites", ya que se ha hecho una excepción y no se le ha pedido el obligatorio proyecto de edificación que tiene que ir anexo al de demolición: "lo único que se le pidió es que justificaran la no entrega y la documentación completa no la presentaron hasta finales de diciembre". El equipo de Gobierno afirma que "lo que no pueden pretender es que en cuatro años no hayan hecho nada y en un fin de semana lo quieran hacer todo antes de las elecciones".

Por último, el secretario local del PSOE, Federico Pérez Peralta, acusó a Teófila Martínez de "mentir y morder la mano de quienes se vuelcan con Cádiz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios