cádiz en el registro de entidades religiosas

Solo seis cofradías están al día en el Registro de Entidades Religiosas

  • Hasta once hermandades de las 36 que forman el Consejo ni siquiera figuran todavía

Paso de misterio de la Buena Muerte. Paso de misterio de la Buena Muerte.

Paso de misterio de la Buena Muerte. / joaquin pino

Comentarios 0

Las hermandades gaditanas están bastante lejos de cumplir con la normativa actual vigente en materia de la personalidad jurídica. El Registro de Entidades Religiosas donde deben inscribirse las corporaciones evidencia una merma importante en el número de inscritas, así como una llamativa desactualización en aquellas que sí formalizaron la inscripción en su momento. Cuestión esta que se agrava aún más después de la entrada en vigor del Real Decreto que en 2015 modificó la regulación de este registro, y que entre otros aspectos obliga a las hermandades a tener al día todos los datos.

Actualmente, tan solo seis hermandades son las que tienen actualizados los datos en el Registro de Entidades Religiosas. Se trata de Buena Muerte, Humildad, Caído, La Palma, Merced y Borriquita.

Cinco cofradías mantienen como representantes a personas ya fallecidas

En el lado contrario a esta media docena, llama la atención que hasta once hermandades de las que forman parte del Consejo no están registradas en el Ministerio de Justicia. Son Servitas, La Cena, el Despojado, Prendimiento, Piedad, Las Aguas, Descendimiento, Santo Entierro, Madre del Buen Pastor, Desamparados y El Carmen. Conviene resaltar aquí, según explican fuentes consultadas, que este trámite de inscribirse en el registro es fundamental para obtener la personalidad jurídica que permita a la cofradía gestionar cualquier asunto, además de permitir acogerse a la nueva Ley de Mecenazgo que incluye deducciones fiscales por el pago de las cuotas y donativos, entre otros aspectos.

Veinticinco hermandades, además del propio Consejo, son las que figuran en este registro -cuya consulta es pública-. Pero salvo esa media docena ya mencionada, el resto no tiene los datos actualizados; incluido el propio Consejo, que si bien figura como representante el actual presidente, Martín José García Sánchez, el domicilio social que figura es el antiguo, en el número 34 de la calle Ancha (junto a la iglesia de San Pablo), donde el organismo cofrade tenía sede antes de la compra de Cobos. Este hecho se da también en la cofradía de Siete Palabras, que en el registro mantiene la parroquia de San Severiano como domicilio social, pese a que desde 2003 reside canónicamente en la parroquia de la Merced.

De las cofradías sin actualizar, llaman la atención aquellas cuyo representante legal (hermano mayor) que figura está fallecido. Es el caso de Vera-Cruz, con Melquíades Brizuela; Cigarreras, con Julio Oliva; Caminito, con Pablo Chaves; Perdón, con Manuel Garrido; y Expiración, con Manuel Montero.

El otro bloque de hermandades 'desactualizadas' mantiene como representantes legales a personas que hace años dejaron de ser hermanos mayores. Los casos más llamativos son los del Rocío, donde sigue figurando como representante Pilar Rodríguez, que dejó el cargo en 2003; Nazareno del Amor, con Francisco Alonso como representante legal (pese a que cesó en su cargo de hermano mayor en 2005); o Medinaceli, cuyo representante legal en el Registro (Francisco Hernández) dejó el cargo de hermano mayor en 2009. El mismo caso se repite en Las Penas, donde sigue figurando Miguel Ángel Novo, que cesó en 2010; Columna, con Luis Benítez, que también se marchó en 2010; Ecce-Homo (José Luis Rodríguez, que acabó como hermano mayor en 2011), Sentencia (Miguel Ángel Peñalver, que cesó en 2012), El Huerto (Fernando Reyna, que dejó el cargo en 2013), Afligidos (Ramón Velázquez, que se marchó ese mismo 2013), Esclavitud (José Ramírez, que dimitió en 2013), Nazareno (con Santiago Posada, que desde 2014 no es hermano mayor) y como caso más reciente Sanidad (donde Ildefonso Herrera terminó su mandato hace apenas unos meses).

Curiosamente, una de las cofradías actualizadas es la de Humildad, que celebró cabildo el pasado mes de septiembre, cumpliendo así a la perfección la actual normativa relativa a este registro de entidades religiosas.

Según informa el Ministerio de Justicia, "es necesario tener en cuenta que el Real Decreto ha dispuesto un plazo de dos años para adecuar el Registro a la nueva normativa lo que podrá afectar a la puesta de en marcha de estos nuevos procedimientos". Es decir, que en los próximos meses todas las cofradías deberían actualizar sus datos para cumplir con la normativa actual.

más noticias de CÁDIZ Ir a la sección Cádiz »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios