Actividades en la ciudad

San Antonio se hace hebreo

  • Desde ayer puede visitarse en la sede de la Fundación Cajasol el precioso nacimiento realizado por la Asociación Gaditana de Belenistas, con figuras de Joaquín López

Los Reyes Magos al encuentro del Niño Jesús tras haber cruzado la recreación de la Puerta de los Leones de Jerusalén. Los Reyes Magos al encuentro del Niño Jesús tras haber cruzado la recreación de la Puerta de los Leones de Jerusalén.

Los Reyes Magos al encuentro del Niño Jesús tras haber cruzado la recreación de la Puerta de los Leones de Jerusalén. / JULIO GONZÁLEZ

Comentarios 1

Para que el visitante se ponga en situación y se ambiente, este año el Belén de la Fundación Cajasol, en la plaza de San Antonio, presenta una atractiva novedad. La habitación donde luce, al fondo, el nacimiento, está decorada a modo de calle hebrea, realizada con corcho. Es la apuesta del equipo que lo ha realizado, perteneciente a la Asociación Gaditana de Belenistas. Un conjunto de unas 25 personas ha creado este Belén de tipo hebreo, además de la decoración de la entrada y el trono del Cartero Real, que puede visitarse desde ayer. Pepe Reina, autor de la idea original, ha dirigido la realización del Belén y Antonio Montero la de la entrada.

El presidente de la Asociación, Paco Morales, explica que el nacimiento "cuenta con casi todo absolutamente nuevo" en los 40 metros cuadrados dispuestos. Tiene dos embocaduras. En la primera pueden verse los Reyes Magos a pie de un río que fluye. En la otra, el misterio en una plaza de un pueblo hebreo. Las figuras salieron del taller de Joaquín Pérez, escultor jerezano. Las construcciones, con el sello del equipo de Pepe Reina, se han elaborado con polietileno extruido, que, como cuenta Morales, se trata de un "corcho gris, con una densidad distinta al blanco, que se endurece más y es más fácil para las imitaciones de piedra y madera", y con polietileno expandido, que es el corcho blanco. "Las balconadas son de madera de balsa, que no pesa", indica. El Belén está inspirado en Jerusalén. Los Reyes Magos cruzan la recreación de la Puerta de los Leones de esta ciudad de tierra santa.

Como novedad, la sala donde se encuentra el Belén es una recreación de una calle hebrea

Once meses de trabajo para un mes de lucimiento. Así es el mundo de los belenes. "Acaba una Navidad y ya pensamos en la siguiente. Tenemos en mente medio proyecto para el año que viene en Cajasol", asegura Morales. El mismo equipo ha hecho el nacimiento de la asociación a la que representan, con sede en la calle Santiago y 25 años de trayectoria. "El nuestro es más costumbrista", apunta el presidente.

Estos artistas de las bíblicas representaciones de la Natividad realizan cursillos durante todo el año de iniciación al belenismo, desde aprender a cortar con un cúter hasta pimtar o programar luces y la caída del agua de un río. Merece la pena acercarse a esta artesanal afición que da lugar a un espectacular Belén como el que la Fundación Cajasol expondrá hasta el 5 de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios