SOS por el Seminario

  • El edificio de la calle Compañía necesita "una restauración urgente" en varias zonas El Obispado organiza un mercadillo para recaudar fondos

Comentarios 4

La sede del Seminario Diocesano de San Bartolomé, en la calle Compañía, tiene que ser sometida a una "restauración urgente" en varias zonas. Y ante la necesidad de estas actuaciones, el Obispado ha tenido que recurrir a la organización de un mercadillo que permita recaudar fondos con los que poder intervenir en uno de sus edificios emblema en la ciudad. No ya por la historia que atesora lo que en su día fuera colegio de los jesuitas (antes de la Desamortización de Mendizábal), ni por sus amplias dimensiones, sino por el valor que atesoran algunas de sus dependencias interiores.

Principalmente es la biblioteca el área de mayor valor que tiene el Seminario Diocesano. 'Escondida' en su segunda planta, las estanterías de esta espectacular estancia conservan más de 11.000 volúmenes que se remontan desde el siglo XVI hasta la actualidad, destacando entre todos ellos la colección posiblemente más completa de lo ocurrido en 1812 con la proclamación de la Constitución.

Es precisamente esta biblioteca una de las zonas que necesitan de esa "restauración urgente" de la que ha informado el Obispado. Según informan desde Hospital de Mujeres, esta estancia presenta "graves deficiencias en la estructura del techo y problemas en varias vigas", lo que podría dar lugar a desprendimientos que afectaran al mobiliario de la biblioteca y, con ello, a los históricos ejemplares que en ella se conservan desde hace siglos.

Además de la biblioteca, señalan desde el Obispado que también se hace necesario actuar con urgencia en las vidrieras de la denominada capilla mayor (también en la segunda planta del edificio), que necesitan de un nuevo plomado en muchas zonas así como de la restauración de la cristalería y del cromatismo.

Y por último, también se hace necesario intervenir sobre las fachadas exteriores del edificio (que dan a las calles Compañía, Obispo Urquinaona y Magistral Cabrera), que tienen que ser resanadas y sobre las cuales hay que aplicar tratamientos especiales contra la humedad además de las capas pertinentes de pintura. Esta intervención culminaría la que ya se inició hace tres años con la restauración de las fachadas interiores del edificio, exponen desde el Obispado.

Para poder llevar a cabo todas estas intervenciones con carácter de urgencia, y ante las dificultades económicas del propio Obispado, se ha optado por organizar un mercadillo benéfico que abrirá sus puertas en el propio Seminario Diocesano del jueves al domingo próximo (25 al 28 de agosto). Durante esos días, y en horario de once de la mañana a dos de la tarde y de siete de la tarde a doce de la noche, se expondrán todo tupo de objetos de colección, antigüedades, bisutería, complementos o artesanía, con el objetivo de recaudar fondos con los que poder hacer frente a estas actuaciones cada vez más necesarias (mediante un precio que abona cada expositor de los que participan en esta iniciativa en función de las dimensiones del puesto designado y su ubicación dentro del patio, informan desde el Obispado).

Ya a finales del pasado mes de julio se llevó a cabo una iniciativa similar, que según indican desde el Obispado se une a tras acciones que el propio Seminario está realizando para lograr la financiación necesaria para actuar sobre este histórico inmueble y seguir conservando zonas tan destacadas como la biblioteca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios