Ripoll, un 'cañón' de coplas

  • El autor recibió el premio Baluarte del Carnaval de la Fundación Cruzcampo rodeado de sus amigos, familiares y un buen número de carnavaleros que le arroparon

Comentarios 4

No faltó nadie. Ni el señor capitalista. Ni Federico el de Granada. Ni las cigarreras, que jugaban en casa, en ese Palacio de Congresos que fuera la Fábrica de Tabacos. Los 'ripolistas' vivieron el viernes una gran noche arropando a Luis Ripoll, que recibió el Baluarte del Carnaval en su XII edición. La Fundación Cruzcampo congregó en el recinto de la plaza de Sevilla a numerosos carnavaleros y amigos del autor homenajeado. Estuvieron el edil de Fiestas, Vicente Sánchez, y el rector de la Universidad de Cádiz, Diego Sales. Por parte de la firma cervecera, Carlos de Jaureguízar, presidente del consejo de administración de Heineken en España, y Carlos Piñar, patrono de la Fundación Cruzcampo. Autores, componentes, prensa y anteriores Baluartes disfrutaron de una cena a la que incluso asistió el pregonero de la Semana Santa 2010, José Manuel Romo.

Fue Carlos Ordóñez el conductor del acto. Tuvo el detalle de comenzar su intervención recordando a Pepe Benítez, el locutor fallecido en abril. Benítez había presentado habitualmente esta gala del Baluarte del Carnaval. Luego, el secretario del jurado, Julio Cuesta, presidente de la Fundación, leyó el acta de concesión de un premio que mereció Ripoll "por su estilo personal, creativo y poético, sin dejar la denuncia social". El presidente del jurado, Alberto Ramos Santana, destacó el "afán didáctico y renovador" del coplero, con énfasis en su trabajo por la cantera, y alabó sus virtudes como autor y como cocinero "aunque no haya tenido muchos premios en el Falla ni una estrella Michelín".

Llegó el turno del aclamado autor. "Me emociona que me agradezcan lo que he hecho con tanto cariño", dijo Ripoll. El creador de 'La murga de la esquina' agradeció a Cruzcampo "haber pensado en mí en lugar de tanta gente como merece este premio". Julio Cuesta manifestó que Cádiz "sin Luis Ripoll no sería Cádiz, ni el Carnaval". El presidente de la Fundación recordó que Cruzcampo "quiere estar cerca de Cádiz, y no es un eslogan publicitario. Estamos hechos de todos ustedes y Cádiz, su Carnaval y Luis Ripoll nos hacen a todos un poquito mejores".

El autor premiado llamó entonces al escenario al grupo que durante dos meses ha estado ensayando algunas de sus coplas más representativas. Ahí estaban los hermanos Barragán (los Melli) con la percusión, Fali Pastrana y El Chupa a las guitarras, y como cantantes Kiko Zamora, David Márquez 'Carapapa', Rafael Velázquez padre e hijo, Jesús Cintado, Salvi, Manolo Rocha y Juan Domínguez. El grupo sonó con sencillez y buen gusto, que es la mejor manera de cantar las coplas de Ripoll. De la cocina de este 'cañón' del Carnaval salieron el viernes noche la presentación y el pasodoble de 'Los golfos', su comparsa más redonda. Le siguieron la loa a la playa Victoria de 'Los animadores de cabaret' y el homenaje a las cigarreras de 'Marionetas'. De 'La barraca', el pasodoble a Federico García Lorca y como apoteosis, un 'solo' de Ripoll cantando a la Cruz Verde como hiciera su comparsa 'El tren de los escobazos'. Público en pie, Luis en volandas y aplausos hasta doler las manos. Fue el justo reconocimiento a un grande del Carnaval.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios