Retornan las obras al acerado de la Avenida tras un parón de 2 años

  • En esta nueva fase, el Ayuntamiento se centra en la reforma del tramo comprendido entre las calles Villafuente Bermeja y Granja de San Ildefonso

Comentarios 3

El Ayuntamiento ha reanudado las obras de reforma del acerado de la Avenida que, mediante fases, se viene desarrollando desde hace ya más de una década. La reanudación de los trabajos se produce tras un largo parón de más de dos años y se ejecutan con el apoyo financiero de la Diputación que aporta 66.250 euros, al igual que la administración local.

Esta nueva fase tiene un recorrido muy limitado pues se actúa entre las calles Condesa Villafuente Bermeja y Rochester, en el acerado de salida de la ciudad, y entre Ciudad de Santander y Granja de San Ildefonso, en el sentido al casco antiguo.

La operación será similar a la de anteriores trabajos en esa misma vía: renovación del acerado con baldosas de 36 tacos, ejecución de vados de pasos peatones y de accesos a garajes dentro del plan de eliminación de barreras arquitectónicas de la ciudad.

En el plan de obras no se indica si se amplían los parterres del arbolado, como sí ocurrió en el tramo de la Avenida donde se encuentran los soportales. El cuidado de estos pequeños jardines es nulo ya que han sido numerosas las ocasiones en las que la Delegación de Parques ha intentado cubrirlos con césped fracasando en el intento. Estos parterres, llenos de tierra y piedras, se han convertido en el lugar más utilizado para las defecaciones caninas.

Los trabajos del nuevo acerado ya se han iniciado en el tramo entre Condesa Villafuente Bermeja y Rochester, cuya esquina con la Avenida no se levantará aprovechando que el firme se encuentra en buen estado. Queda por concretar el último tramo de la Avenida que concluye en la muralla de Puerta de Tierra.

En el margen derecha de la avenida y entre Santa María de la Cabeza y la Granja San Ildefonso sólo se reformará la zona más ancha, dejándose el resto (la más cercana a los bloques de viviendas) para una fase posterior.

"Esta actuación supone un paso más en la eliminación de las barreras arquitectónicas en la ciudad. Además de propiciar la renovación del pavimento en una vía tan transitada ponemos soluciones para mejorar la movilidad de todas las personas", destaca el teniente de alcalde de Urbanismo, Ignacio Romaní.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios