Reordenación en el nudo del Río San Pedro

  • El tecer acceso a la ciudad exige un cambio radical en el diseño de las comunicaciones

Las obras del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz ha comenzado ya a influir en la ordenación del tráfico por las vías que forman el nudo del Río San Pedro. Después de que hace más de un año arrancaran los trabajos del nuevo acceso a la capital, que ejecuta la empresa Dragados, es en estos días cuando se está notando los primeros desvíos en tráfico motivados por las obras. Así, actualmente se está asfaltando una nueva incorporación a la carretera que une el nudo del Río San Pedro con la capital en paralelo a la actual, previsiblemente para desviar el tráfico cuando Fomento comience a trabajar en el puente del nudo del Río San Pedro y, por tanto, sea necesario cortar el tráfico. Hay que recordar que el ministerio pretende reordenar por completo el conjunto de vías que componen el nudo. Así, y teniendo en cuenta que el nuevo acceso comenzará aproximadamente a la altura de la antigua factoría de Delphi, a los tres carriles de entrada a la ciudad que existen actualmente se sumará otro más. De estos cuatro, dos conectarán con el segundo puente sobre la Bahía, uno enlazará con la antigua N-443 en dirección al puente Carranza para acceder a la capital y el cuarto se desviará al Río San Pedro permitiendo el enlace con El Trocadero y el Muelle de La Cabezuela.

En el día de ayer se reordenó el tráfico por las vías próximas a la gran rotonda del Río San Pedro debido a los trabajos de pilotaje que Dragados ejecuta frente a las fábricas de la barriada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios