Reflexiones sobre la salud

  • El Colegio Oficial de Médicos clausuró ayer el año formativo con la presencia de Juan del Rey Calero

Comentarios 1

El Colegio Oficial de Médicos de Cádiz celebró ayer el acto de clausura del año formativo 2007-2008 con la entrega de diplomas a los participantes en los distintos cursos impartidos y con la presencia de Juan del Rey Calero.

El especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, que fuese consultor temporal de la Organización Mundial de la Salud, ofreció una conferencia que versó sobre la nueva realidad de la sociedad española y la necesidad de adaptar la gestión sanitaria a los cambios que esta plantea.

De este modo, Del Rey explica que el primer cambio al que hay que atender es el gran incremento demográfico, ya que en los últimos diez años el país ha pasado de contar 40 millones de habitantes a superar la cifra de los 45. Una situación que se debe al incremento de la población inmigrante con dos millones de latinoamericanos, casi 900.000 africanos y números aproximados a los 250.000 ciudadanos asiáticos y de la Europa no comunitaria. Así lo explicó el actual profesor emérito de la Universidad Autónoma de Madrid que puntualizó que, por contra, la población española envejece a la par que aumenta la esperanza de vida.

Existen otros cambios a tener en cuenta que van del crecimiento y desarrollo económico de la nación hasta las causas de muerte y las afecciones más comunes. Esto en una realidad en que, por ejemplo, la obesidad se ha convertido en la epidemia del siglo XXI y en que la principal causa de muerte son los problemas cardiacos existiendo también una alta tasa de mortalidad por cáncer.

De esta manera los sistemas sanitarios deben adaptarse para dar respuesta a las necesidades. Así, por ejemplo Juan del Rey hizo referencia al problema de la falta de médicos especialistas. Una cuestión que atribuye "más que a la falta de profesionales a una mala distribución a causa de una mala gestión de los recursos". Recuerda otras situaciones que caracterizan la situación actual como la salida de médicos españoles al extranjero o la importación de profesionales sanitarios de otros países.

De igual modo definió la necesidad de potenciar una "medicina basada en la afectividad". Explicó el paso que ha comenzado a darse desde una medicina paternalista, "en la que el médico decía y el paciente obedecía, a una medicina en que el paciente tiene que dar el consentimiento y en la que se precisa comunicación".

En su terreno, el de la Medicina Preventiva, no olvidó recordar que es preciso "el correcto diagnóstico de la realidad de nuestro país" en referencia a las causas de enfermedad y muerte para, a partir de ahí, desarrollar una adecuada labor de prevención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios