HISTORIA

Puntales honra al pasado

  • La bandera de los Artilleros Voluntarios de Extramuros vuelve a ondear

Algunos de los voluntarios que participaron en la muestra que tuvo lugar en el barrio de Extramuros. Algunos de los voluntarios que participaron en la muestra que tuvo lugar en el barrio de Extramuros.

Algunos de los voluntarios que participaron en la muestra que tuvo lugar en el barrio de Extramuros. / Jesús marÍN BERNET

El mérito del pasado siempre debe ser recordado y honrado por aquellos que pusieron todo su esfuerzo en conseguirlo. Y la defensa de Cádiz y de España en el 1812 fue un ejemplo que no debemos olvidar y que deberíamos recordar cada agosto. Por ello, un grupo de voluntarios de la Asociación Arrabal de Puntales rememoraron el pasado jueves a los Voluntarios de Extramuros, que hace más de 200 años recibieron honores con una insignia propia que ondeó en el fuerte de San Lorenzo en Puntales.

Para dicha representación, utilizan nombres propios de la época, vestimentas de entoces y sin olvidar ni el más mínimo detalle para trasladar a los gaditanos de hoy lo que ocurrió en el Doce. "Estudiamos en la investigación de los artilleros de Extramuros, con profesión y edad, que lucharon en la Guerra de la Independencia. También nos centramos en cómo fue la guerra en Puntales, las familias, los días que hubo disparos, entre otras cosas", explica Isabel Bahamonde, presidenta de Arrabal de Puntales.

Recración histórica que recuerda la distinción a unos artilleros voluntarios del Doce

El acto de recreación contó con un pasacalles histórico que recorrió las calles y plaza del barrio. Partió desde el centro residencial para mayores Micaela Aramburu hasta el castillo de San Lorenzo, donde se desarrollaron diferentes actos en el patio de armas.

En la festividad de San Lorenzo, se ha conmemorado el 205 aniversario de la concesión por parte del Consejo de Regencia. En el Decreto adaptado en la época se expone que "verificaada su bendición, dicha insignia se enarbole en el castillo de San Lorenzo de Puntal, en la misma driza de la enseña nacional y por dos o tres jornadas consecutivas".

Los Artilleros Voluntarios de Extramuros, conocidos popularmente como lechuginos y perejiles, en relación a su dedicación en las huertas existentes por aquellas fechas en ésta zona de la ciudad, se ocuparon durante 32 meses de hacer frente desde el castillo de San Lorenzo a las tropas francesas asentadas en Matagorda y el fuerte Napoleón, ubicado en la boca del caño del Trocadero. Se destacaron por su tenacidad, valentía y animosidad, lo que conllevó la admiración popular y el reconocimiento del quiénes ostentaban la representación ciudadana. A propuesta de los vecinos, desde el 2005 hay una calle en Puntales denominada Voluntarios de Extramuros y se colocó una placa con sus nombres en los muros de la fortaleza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios