Movimiento vecinal Una asociación abierta y solidaria

Puntales, dispuesto a nuevos retos

  • El barrio de extramuros quiere estar preparado para asumir el protagonismo que le corresponde en los actos del Bicentenario Constitucional y también el Hospital Universitario que se va a levantar en la zona

La asociación de vecinos Fuerte de San Lorenzo del barrio de Puntales, la primera que se constituyó en Cádiz y también de las primeras de Andalucía, promovida por el entonces primer párroco de Nuestra Señora de Lourdes, el sacerdote Alberto Revuelta, y un grupo de familias del millar de personas que residían entonces en el mismo, que en la actualidad son casi el doble, quiere estar preparada para asumir los nuevos retos que deberá afrontar desde ahora hasta el 2012.

El barrio tendrá que acoger el nuevo Hospital Universitario que se va a levantar en la zona y asumir el protagonismo que le corresponde en los actos del Bicentenario Constitucional, teniendo en cuenta el histórico papel que desempeñó la fortificación cuyo nombre lleva la asociación.

José Manuel Hesle, presidente de la asociación vecinal, alude a la primera década de funcionamiento de la misma, en la que incluso se consiguió del INI que la Central Térmica pasara a funcionar con gasoil en lugar de carbón, para evitar la influencia del polvo que desprendía en la salud de los vecinos, y que en la siguiente se entró en un periodo de decadencia , como ocurrió entonces en la mayoría de ellas, llegando la sede a convertirse en un bar con terraza incluida.

Fue en la década de los 90 cuando, según Hesle, los vecinos comprobaron que el barrio estaba aislado de la ciudad y carente de equipamientos, lo que provocó un intenso debate entre los mismos y en 1992 la elección de una nueva junta directiva que decidió cerrar el bar y diseñar un plan de barrio, convirtiendo la sede vecinal en un centro de promoción.

Como prioridades se plantean comunicar el barrio con el resto de la ciudad y el desmantelamiento y sustitución de las industrias duras existentes en el mismo, además de la recuperación del litoral y recuperar la histórica relación del barrio con el mar, incluyendo la recuperación del club náutico.

El presidente afirma que del plan, que se analiza cada dos años, el mismo tiempo de mandato que se concede a cada junta directiva, se ha cumplido más del 90 por ciento.

Aparte de lo que ha supuesto el soterramiento de la vía del tren, Hesle cita como ejemplos que los depósitos de Campsa ha sido sustituidos por Mercadona, que de una línea de autobuses se ha pasado a tres, el nuevo club náutico estará listo en verano y se han levantado nuevas viviendas, tanto de promoción pública como privada, que con las que quedan por construir harán que el barrio cuente antes de 2010 con unos 3.000 vecinos.

Para este año confía que se inicien las obras del albergue juvenil, cuyos terrenos están a nombre del Ayuntamiento que los cederá a la Junta de Andalucía, se retranquee la tapia de la Base Naval y Zona Franca, se abra el nuevo paseo marítimo y se logre la rehabilitación integral de las viviendas más antiguas, como los cuatro bloques en los que se están instalando ascensores.

Para lograrlo José Manuel Hesle destaca que lo más importante es que los vecinos sean el motor del barrio y que las administraciones, como hasta ahora el Ayuntamiento, continúen siendo sensibles con sus planteamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios