El Puerto, 'víctima' de unas exigencias más duras

Comentarios 2

Un problema endémico del litoral portuense y un acceso a la playa que no cumple con los requisitos mínimos de accesibilidad. Éstos son, según el Ayuntamiento, los motivos por los que El Puerto de Santa María ha perdido tres banderas azules de cara a este verano. Y no es que el litoral portuense haya perdido calidad con respecto al año pasado sino que 'ha sufrido' el endurecimiento de los criterios que la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) supuestamente aplica a la hora de conceder estos galardones.

La playa de Fuentebravía sufre desde hace años una fuerte erosión, lo que provoca que la pérdida de arenas sea una constante. De hecho anualmente la Dirección General de Costas realiza aportaciones de tierra. Este año la intervención está siendo de mayor calado puesto que los últimos temporales han afectado notablemente. De hecho, ha provocado que sean visibles algunas conducciones subterráneas. El Ayuntamiento, tal y como apuntó ayer el alcalde, Enrique Moresco, ya preveía que la concesión de la bandera azul para esta playa iba a ser complicada. Sin embargo, en años anteriores, en los que también se han realizado actuaciones similares, sí hubo galardón.

Mientras, la playa de Santa Catalina ha perdido el distintivo ambiental por un acceso a la playa mal acondicionado, el de El Ancla. Al menos, esto es lo que dijo ayer el Consistorio. Esta bajada a la playa es una escalera que sirve para descender un pequeño acantilado y que no tiene rampa para minusválidos. Las banderas azules no premian sólo la calidad ambiental de la playa sino también otros aspectos como la señalización o la calidad de los accesos. Sin embargo, las escaleras de El Ancla están en las mismas condiciones desde hace años. En veranos precedentes, esto no fue óbice para que Santa Catalina recibiese la bandera azul, pero este año no. Y no hay otra justificación, al menos así lo aseguró ayer la primera autoridad de la ciudad. Eso sí, y por simple e incluso cómica que parezca, se ha dado una solución desde Adeac para que el año que viene no vuelva a ocurrir esta situación. Así propone que la playa de Santa Catalina se subdivida en tramos de manera oficial. De este modo, zonas como Las Redes o El Buzo, que sí cumplen con los requisitos, las puedan recibir puesto que no está previsto a corto plazo mejorar los accesos en El Ancla.

Pero la que sí ha causado una gran sorpresa en el Ayuntamiento ha sido la de La Puntilla, la playa más familiar y urbana de la ciudad. En este caso, el Consistorio no sabe las razones para la no concesión ya que desde (para este caso concreto Adeac ha exigido que el alcalde lo pida por escrito). No obstante, la pérdida de banderas azules fue aprovechada ayer por los grupos de la oposición del Ayuntamiento portuense para cargar contra la gestión de PP y PA en el Gobierno municipal. IP y PSOE, socios durante el pasado mandato municipal, coincidieron en señalar que el actual gobierno "ha dilapidado" la "herencia" recibida. IU, por su parte, exigió que se modifique la baremación por la que se mide el grado de funcionamiento de la estación depuradora de la ciudad.

Polémicas por estas concesiones aparte, sí preocupa a corto plazo en El Puerto la huelga indefinida que mantienen desde hace dos semanas los trabajadores de la limpieza de playas. Por el momento, los servicios mínimos impuestos por la Junta de Andalucía mantienen limpio el litoral. No obstante, se teme que comience a haber acumulaciones de basura conforme mejore la climatología y sea mayor la afluencia de usuarios. Los empleados reclaman el cumplimiento del pliego de condiciones del servicio y la anulación de los expedientes abiertos a algunos miembros de la plantilla tras cuestionar públicamente la gestión de los responsables del servicio. Las negociaciones entre patronal y empresa se encuentran paralizadas a día de hoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios