Sanidad

Más espacio, mayor confort y tecnología de última generación en la UCI de Cádiz

  • La Junta invierte más de 820.000 euros en la primera fase de mejora de esta Unidad

La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Puerta del Mar cuenta con siete nuevos puestos para pacientes, distribuidos en boxes individuales (dos de ellos para aislamiento) de entre 16 y 18 metros cuadrados y equipados con tecnología de última generación, lo que permite una mayor confortabilidad tanto para los enfermos como para sus familiares y los profesionales que los atienden.

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, visitó ayer estas instalaciones para conocer de primera mano el resultado de la primera fase de modernización, ampliación y humanización de la UCI del hospital gaditano, que acaba de concluir. Está previsto que el proyecto completo esté acabado en cuatro años y permitirá que de los 26 puestos con los que cuenta la Unidad actualmente se pase a 32 en un total de 2.360 metros cuadrados totalmente renovados. En su visita, la consejera estuvo acompañada del director gerente del centro, Fernando Forja; del delegado de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Manuel Herrera, y el director de la Unidad, José Rubio.

Álvarez afirmó que la intervención que se ha realizado, por la que se ha ampliado en 209 metros cuadrados el espacio con el que contaba hasta ahora la UCI, ha supuesto una inversión de más de 820.000 euros.

Explicó que la estructura de estos boxes individuales permite a los profesionales trabajar en 360 grados alrededor del paciente y que éste pueda estar más tiempo acompañado por sus familiares. Destacó también la "renovación tecnológica" que se ha producido en esta Unidad, incorporando en todos los boxes cabeceros dobles "con la última tecnología disponible en este área", además de hilo musical, televisión y un medidor acústico para controlar el ruido, garantizando así el descanso y bienestar del paciente. Asimismo, señaló que todas las camas son nuevas y cuentan con colchones que tienen incorporado un sistema para evitar que se produzcan úlceras por presión en los enfermos.

Resaltó que gracias a esta ampliación, la UCI contará con luz natural, algo que, según dijo, es "fundamental para los pacientes, porque les facilita el contacto con el entorno", ya que permite que se orienten mejor y se reduzca la ansiedad durante su estancia en esta Unidad.

La consejera manifestó que la reforma de la UCI del Puerta del Mar es una de las principales actuaciones del Plan de Humanización del centro, que ya ha comenzado en esta Unidad con la ampliación del horario de visita a los enfermos, especialmente a los que se encuentran en fase de prealta. Otra medida adoptada ha sido permitir que los pacientes estén acompañados por sus seres queridos en la última fase de su vida.

Marina Álvarez adelantó que se está trabajando en un protocolo para acompañamiento familiar personalizado en pacientes de larga estancia, lo que permitirá que los familiares que lo deseen se involucren en los cuidados del enfermo permaneciendo así más tiempo junto a ellos.

Para la consejera, "es un gran paso para este hospital contar con estas instalaciones de máximo nivel, que tendrán un impacto muy positivo en la salud de la población que se atiende y en el confort de los pacientes, los familiares y los profesionales", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios