El Puerta del Mar introducirá dos nuevas técnicas reproductivas este año

  • A la inseminación artificial, la única que se realiza hasta ahora, se sumaran la fecundación 'in vitro' y la inyección intracitoplasmática · Evitará el desplazamiento a Sevilla de un buen número de parejas

Comentarios 6

Las parejas gaditanas estériles contarán este mismo año con dos nuevas técnicas de reproducción asistida en el Hospital Puerta del Mar. Hasta ahora los pacientes con problemas de fertilidad de mayor complejidad tenían que optar por la sanidad privada o desplazarse a Sevilla, ya que el único método que se realiza tanto en el hospital gaditano como en el resto de la provincia es la inseminación artificial.

De este modo el Puerta del Mar se convertirá en centro de referencia en la provincia de Cádiz con la inclusión de la fecundación in vitro y la inyección intracitoplasmática de espermatozoides.

Este mismo mes han comenzado en el centro sanitario las obras que son necesarias para adaptar las instalaciones y laboratorios con los que se cuenta para poder iniciar la aplicación de estas avanzadas técnicas. Después, una vez concluidas las reformas habrá que equipar el espacio con la nueva maquinaria, en la que se ha invertido unos 180.000 euros. Con todo, aunque no se señala fecha exacta de puesta en marcha, la previsión del hospital es que esté en funcionamiento antes de que finalice el presente año 2008.

Son muchas las parejas que no pueden concebir hijos de forma natural y acuden a las técnicas reproductivas artificiales. De hecho el Hospital Universitario Puerta del Mar recibe al año en consulta por este motivo a un millar de parejas. De ellas, unas 200 son las que anualmente inician el proceso necesario para que la mujer se someta a la inseminación artificial.

El elevado número de demandantes responde, según los especialistas, esencialmente al nuevo estilo de vida que hace que la mujer retrase cada vez más el momento de tener descendencia, y a más edad, mayores complicaciones.

Según la experiencia del Puerta del Mar, en la actualidad, de las pacientes cada año optan por la inseminación artificial, un 30% se quedan embarazadas en el primer intento. El resto pueden precisar dos, tres o cuatro ciclos, que es el número máximo de intentos que se realizan en los hospitales públicos, o no lograrlo y tener que optar por otras técnicas de reproducción.

La inseminación artificial se emplea en niveles de esterilidad no muy graves, ya sea en la mujer o en el hombre. Consiste en la introducción de los espermatozoides de forma no natural (mediante inyección de esperma) en el aparato reproductor femenino. Para ello antes se ha preparado a la mujer con una serie de fármacos y controles con el fin de que se den las condiciones óptimas para la fecundación. Esto puede hacerse con semen del cónyuge o pareja (opción existente en el Puerta el Mar) o, en caso de esterilidad masculina grave, con semen de donante.

El siguiente paso está en métodos que implican, ya no la fecundación en el útero de la mujer, sino en laboratorio. Así, de un lado, la fecundación in vitro. En condiciones de cultivo en laboratorio, se ponen en contacto el óvulo y los espermatozoides. Cuando uno de estos fecunda el óvulo se transfiere el embrión al útero.

Por otro lado, la microinyección intracitoplasmática, segunda técnica que se va a incluir en el Puerta del Mar. Es un proceso similar al anterior en cuanto a que se produce igualmente fuera de la mujer. Sin embargo en lugar de, simplemente, poner en contacto esperma y ovocito para que se produzca la fecundación, como se trata de espermatozoides en este caso que no son capaces de penetrar por si mismos, son introducidos en el óvulo.

Además de estos existen otros métodos reproductivos que por ahora no se incluirán en el hospital como por ejemplo la donación de ovocitos, autorizada en España, en la que el óvulo no procede de la mujer que después recibirá, del embrión resultante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios