El Puerta del Mar estudia restringir el horario de visitas

  • Hace un año se estableció un horario reducido, aunque no obligatorio, que nadie cumple · Ahora se plantean nuevas medidas como se ha hecho en Jerez

Comentarios 48

Es evidente que los ciudadanos no cumplen el horario de visitas que anuncian los carteles informativos en el Hospital Universitario Puerta del Mar. El centro sanitario sigue recibiendo un continuo entrar y salir de familiares y amigos a pesar de que hace ya un año, en abril de 2007, se estableció un horario limitado de cuatro a ocho de la tarde.

La cuestión está en que el cumplimiento de dicho horario se dejó en manos de la voluntad de los ciudadanos y no se trataba de una normativa obligatoria y controlada. Ahora, ya que esta fórmula no ha funcionado, se estudia la posibilidad de establecer medidas más restrictivas encaminadas a conseguir una reducción real del número y periodo de visitas a los enfermos hospitalizados.

Así lo dio ayer a conocer la gerencia del hospital, aunque hasta el momento no se han planteado un sistema determinado. Lo que sí esta claro es que las soluciones que se arbitren irán en la línea de las que se han tomado en el Hospital de Jerez y que entraron ayer en vigor. Además, si se pone en marcha, se destacó desde el centro sanitario público que el objetivo es lograr la implicación de las asociaciones de consumidores y vecinales. Esto para que así la medida sea aceptada y resulte eficaz y contribuyan a darla a conocer y a concienciar a los ciudadanos de su idoneidad.

En concreto en la vecina localidad de Jerez de la Frontera, de entrada, se ha establecido una identificación, una tarjeta que deberá llevarse en lugar visible para un sólo familiar de cada paciente que podrá estar en todo momento junto al enfermo. Este familiar acompañante no tiene que ser siempre el mismo sino que puede variar según previa solicitud.

Por otro lado el horario de visitas ha quedado restringido, de lunes a viernes, de cuatro a ocho de la tarde. Los fines de semana, además de este horario de tarde se establece otro de mañana, de once a una.

Asimismo el sistema de entradas y salidas del hospital jerezano ha dispuesto que sólo podrán estar a la vez en la habitación del paciente ingresado, además del acompañante, otras dos personas.

En el caso de las estancias prolongadas, de más de diez días, los menores de 12 años podrán realizar visitas los domingos de once a una. De igual modo, en circunstancias excepcionales y previa solicitud, es posible adaptar los horarios de visitas a las posibilidades de los familiares.

Como se ha señalado, en principio el régimen que se establecería en el Puerta del Mar sería muy similar al implantado en Jerez. Un sistema que, aunque sigue sin se obligatorio pues no habrá personal específicamente encargado de hacer cumplir el horario, si pretende ser más restrictivo que en el caso de Cádiz.

La finalidad, y el motivo por el que en el centro gaditano se dio un primer paso para reducir la presencia de familiares en el hospital, es mejorar la comodidad del enfermo. De hecho, las encuestas de satisfacción del Servicio Andaluz de Salud (SAS) suelen recoger el descontento de los pacientes por la presencia continúa de personas y la consecuente falta de tranquilidad. Una cuestión que en más de un caso ha derivado en reclamaciones por parte de los usuarios en los centros hospitalarios. En concreto, el 64% de los pacientes señalaban en la última estadística realizada que las visitas alteran su descanso e intimidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios