Próximo juicio en la Audiencia por unos hechos de 2006

  • Ocurrieron en la zona de la punta de San Felipe a partir de una discusión

La Audiencia Provincial deberá decidir en un juicio que se inicia el próximo 15 de septiembre si J.P.B. es culpable de un delito de lesiones por el que la Fiscalía le pide cuatro años de prisión, además de nueve meses de multa con una cuota de seis euros diarios por otro delito contra la seguridad del tráfico.

Según el relato de la Fiscalía, el acusado se encontraba el 2 de octubre de 2006 acompañado de una amiga en la zona de la Punta de San Felipe, adonde se había desplazado al lugar a bordo de un coche modelo BMW propiedad de su madre. El procesado, que ingirió diversas bebidas alcohólicas, se dispuso a abandonar el lugar cuando inició una discusión con tres personas, entre los que se encontraba A. S. de B., la víctima. Éste, según el relato de calificación, mantuvo una actitud agresiva contra el acusado y su acompañante "golpeando la carrocería del vehículo". Ante el cariz que tomaban los acontecimientos se introdujo en el automóvil y se dispuso a abandonar el lugar pero como no conocía la zona, el acusado en vez de dirigirse hacia la salida se metió hacia el interior.

A.S. De B. se percató de la circunstancia y, a sabiendas de que debía regresar por el mismo sitio, procedió a colocar un contenedor de basura en la vía pública para obstaculizar el paso del vehículo y continuar de ese modo con la discusión que habían iniciado momentos antes.

Efectivamente, el vehículo del acusado regresó al lugar y comprobó que junto al contenedor se encontraba A. impidiéndole a continuar la marcha, por lo que paró el vehículo justo delante del chico, que volvió a dar patadas en el frontal del coche.

En vistas de ello J.P.B. Procedió a acelerar el coche con la intención de que A. se apartase, pero lejos de ello, lo que hizo fue encaramarse al capó del vehículo y agarrarse a la carrocería del mismo. En ese momento el acusado inició la marcha circulando durante unos cien metros con A. sobre el capó para finalmente acelerar bruscamente al objeto de que el chico se soltase, consiguiendo de esta forma que cayese del vehículo al suelo. Mientras tanto, el acusado continuó su marcha hasta salir de la Punta de San Felipe, aunque fue detenido poco después por la avenida de Andalucía bajo la influencia de bebidas alcohólicas "que limitaban gravemente su aptitud para el manejo del mando de los mandos" del coche. En la prueba dio un resultado de 0,80 y 0,96 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Mientras tanto, A. resultó con un parte de lesiones consistente en policontusiones, cefalohematoma a nivel parietal derecho e izquierdo, desviación del tabique nasal sin fractura, erosiones superficiales en numerosas zonas del cuerpo y heridas, dejándole secuelas con cicatrices en numerosos lugares "produciéndole un perjuicio estético ligera".

Además de los cuatro meses de prisión, se le pide al acusado y de manera subsidiaria a su aseguradora a indemnizar a A.S. de B. con 8.600 euros en total en concepto de las lesiones sufridas por los días que estuvo impedido para sus ocupaciones habituales, por los perjuicios estéticos sufridos y por las secuelas.

El fiscal también solicita que abran las diligencias previas contra A. por los posibles daños ocasionados en el vehículo de J.P.B., así como por la colocación en la vía pública de un contenedor de basura por si pudieran ser "constitutivos de infracción penal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios