"Pondremos toda la carne en el asador para el Bicentenario"

  • El Consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, anunció la celebración de un congreso internacional para 2012 que aprobará la Carta de Cádiz

Comentarios 2

"Para el año 2012 pondremos toda la carne en el asador", aseguraba ayer a los periodistas el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, tras firmar en el libro de honor del Casino gaditano. El del Bicentenario es un plan "con personalidad y una iniciativa política muy fuerte" al que su recién creada Consejería contribuirá gracias a la "inyección económica" que supone el Plan de Vivienda.

Espadas pronunció ayer la última conferencia de este curso del Foro de Cádiz, una iniciativa de Diario de Cádiz, el Casino Gaditano y Cajasol. La rehabilitación de los cascos históricos y el ejemplo de la capital gaditana fue la temática de esta ponencia.

El consejero anunció a lo largo de su intervención que la capital gaditana acogerá en 2012 un congreso internacional para la aprobación de la Carta de Cádiz, un documento que, según explicó, "será una hoja de ruta que plasmará y recogerá los derechos y obligaciones de los ciudadanos en relación con sus ciudades".

La parlamentaria María Cozar presentó una proposición no de ley al pleno del Parlamento de Andalucía celebrado el pasado 18 de junio para que Cádiz acogiera este congreso con motivo del Bicentenario. La idea de esta iniciativa, que fue aprobada y admitida a trámite, era que la rehabilitación de la ciudad sirviera de ejemplo en Latinoamérica para la recuperación de edificios y espacios singulares vinculados a la presencia española y andaluza en estos países.

Precisamente a esto se refirió Espadas. La Junta viene desarrollando desde hace más de dos décadas un programa de cooperación internacional en materia de vivienda, ciudad y arquitectura que ha permitido actuaciones en ciudades como Buenos Aires, Quito, La Habana o Managua. La cooperación con Iberoamérica se complementa con las conferencias internacionales La Ciudad Viva sobre arquitectura, vivienda y ciudad, que el próximo año acogerá Quito.

Tanto el espíritu de la rehabilitación como el de las relaciones con los países Latinoamericanos, explicó el consejero, entroncan con las ideas que subyacen en la Constitución de 1812.

Espadas aseguró que el mercado privado no había conseguido dar respuestas a la necesidades de vivienda. El incremento del número de pisos construidos, mayor que el de la población andaluza, no ha logrado solventar la necesidad de vivienda porque el sector privado considera a ésta "un producto de inversión". De ahí que el nuevo plan de vivienda marque el objetivo de que el 40% de los pisos que se construyan sean protegidos. Ahora este porcentaje es tan sólo del 8%.

El área de la Bahía y Jerez aglutina una demanda cifrada por el Instituto de Estadística Social Avanzada de más de 22.000 inmuebles de los 44.500 que hacen falta en toda la provincia. Los acuerdos ya alcanzados gracias al Plan Concertado de Vivienda prevén la construcción de 38.917 pisos protegidos "un 90% de la demanda estimada. Vamos en buen camino en este sentido".

De la rehabilitación gaditana, además de su papel como ejemplo exportado a otras ciudades, el consejero destacó la participación conseguida por parte de la sociedad y que ya está consiguiendo convertir al casco histórico en el corazón de la ciudad. La rehabilitación es "leal con los referentes sociales, culturales e históricos de la ciudad", un "crecer hacia dentro que impulsa un mayor empleo y su diversificación". Espadas defiende el modelo de rehabilitación en general porque al poner en valor lo que ya tiene una ciudad contiene su crecimiento. Es más sostenible por esto y porque "consume menos" rehabilitar que edificar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios