La Policía Nacional no tiene conocimiento de tramas ni mafias que operen en Cádiz

  • Recientemente se han desarticulado organizaciones de este tipo en Castellón y Mallorca

El Cuerpo Nacional de Policía no tiene conocimiento de la existencia en la capital gaditana o en alguna localidad de la provincia de grupos organizados ni mafias que organicen tramas destinadas a facilitar a los ciudadanos extranjeros matrimonios de conveniencia para obtener un permiso de residencia en España, según confirmaron ayer fuentes policiales de la Comisaría Provincial.

El grupo de Extranjería de la Policía Nacional en Cádiz, de hecho, no tiene constancia de que se haya producido un auge del número de matrimonios de conveniencia en la provincia, sobre todo de manera generalizada.

Esta situación hace pensar que los casos detectados por el Obispado de Cádiz pueden haber llegado a la provincia después de que la Policía Nacional haya desarticulado recientemente, en Castellón y Mallorca, dos organizaciones dedicadas a falsificar documentos y, evidentemente a cambio de dinero (unos 10.000 euros), facilitar todo el proceso para celebrar una boda de conveniencia con la que obtener un permiso para residir legalmente en España.

En el casco de Castellón, por ejemplo, la Policía Nacional detuvo a 15 personas, que quedaron después libres con cargos mientras se trataba de localizar al cabecilla de la trama, acusadas de organizar matrimonios de conveniencia. Los agentes llegaron incluso a irrumpir en el Ayuntamiento de Algaida para evitar dos bodas entre ciudadanos comunitarios, holandesas, y dos súbditos nigerianos. En este caso, las bodas se celebraban por lo civil o por lo eclesiástico. Fue precisamente el aumento de este tipo de enlaces, sobre todo con nigerianos de protagonistas, lo que abrió la investigación policial.

Igual sucedió en Mallorca, donde los funcionarios policiales llegaron a arrestar a 21 personas por su supuesta implicación en una trama que habría logrado unos 400 enlaces en los últimos diez años. La organización, según la investigación policial, operaba en numerosas provincias españolas, como Valencia, Alicante, Zaragoza, Teruel, Tarragona, Barcelona, Madrid, Cuenca, Guadalajara, Zamora, Almería o Murcia. Entre los documentos falsificados que se incautaron a la organización estaban tanto partidas de bautismo como pasaportes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios