La Policía de la Junta interviene más de 30.000 boletos de lotería ilegal

  • Los agentes incautan 2.500 euros en metálico a los organizadores del sorteo conocido como 'La Blanca'

La Unidad de Policía adscrita a la Junta ha intervenido en una última operación realizada en la ciudad 30.541 boletos de una lotería ilegal denominada La Blanca, muy extendida en la localidad, donde tiene una gran implantación y es dirigida por clanes familiares perfectamente organizados. Los agentes también se incautaron de 2.514 euros en metálico en el momento de la actuación.

La investigación se inició hace un mes, cuando los agentes iniciaron las pesquisas para averiguar quién regentaba en la actualidad la mencionada lotería ilegal, quién se encargaba de la distribución, y cuándo y cómo se hacía esa venta.

Los boletos se encontraban impresos en folios sin cortar y se vendían a 50 céntimos

Tras las indagaciones realizadas por la Policía de la Junta, se pudo localizar a la organizadora cuando realizaba las labores de entrega de los boletos intervenidos a las personas que se dedican a su venta en la calle. Por su parte, el dinero incautado corresponde a la recaudación de otros vendedores, lo que da idea de los grandes beneficios que obtienen a diario con esta práctica.

Los boletos se encontraban impresos en folios sin cortar, teniendo un valor de venta al público de 50 céntimos de euro cada uno, correspondiendo la tirada intervenida a la venta de un mes.

El sorteo consiste en la venta diaria de boletos de cuatro cifras, y los premios oscilan entre los 750 euros a las cuatro cifras y el reintegro a la última, cuando coinciden con el número agraciado en el sorteo de la ONCE. Los organizadores juegan con la probabilidad de que no toque el premio ya que no hay constancia de que saquen todos los números a la venta. Este detalle da idea de los beneficios obtenidos tras la venta, ya que al carecer de autorización no tributa por los ingresos que obtiene, ni está sujeto al preceptivo control fiscal. Por si eso fuera poco, las personas que vendían los boletos no percibían ningún tipo de prestación por el trabajo que realizaban, y únicamente recibían una propina cuando vendían algún boleto que resulta premiado.

Todos los boletos intervenidos y la documentación han sido ya remitidas a la Delegación del Gobierno para que el Servicio de Juegos y Espectáculos Públicos instruya el correspondiente expediente sancionador.

El delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, Juan Luis Belizón, recordó que el juego es una actividad regulada por ley y su práctica está sujeta al cumplimiento de una estricta normativa. Los locales y personas que organizan actividades ilegales de juego perjudican a los establecimientos que sí cumplen la legislación y constituyen una vulneración de las condiciones técnicas y de seguridad que deben tener estos locales.

Además de las intervenciones en los momentos en los que se están desarrollando actividades de juego ilegal, tanto la Policía de la Junta como los inspectores de la Delegación del Gobierno realizan funciones de vigilancia y de prevención para evitar que se cometan infracciones en este ámbito. En esta labor disuasoria, los agentes ofrecen información de su ilegalidad a quienes organizan estas apuestas y a quienes participan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios