Pizarro busca un acuerdo con los 'críticos' sobre el muelle del Socorro

  • El presidente del Consorcio reclama diálogo tras surgir grupos ciudadanos que se muestran contrarios a este proyecto · Fuentes socialistas destacan que "este acceso ya está descartado"

El consejero de Presidencia y presidente del Consorcio del Bicentenario, Luis Pizarro, ha pedido a Tragsa, la empresa pública que ejecuta la rehabilitación del castillo de San Sebastián, que cierre un acuerdo con los colectivos ciudadanos que se muestran contrarios al proyecto de recuperación del muelle del Socorro.

Este equipamiento se considera vital dentro del plan para la puesta en uso del castillo pues funcionaría como uno de los dos únicos accesos que tendría el que será el principal complejo pensado para el Bicentenario. Las críticas se centran en la necesidad de abrir una canal de acceso eliminando rocas de la Caleta y ampliando el antiguo muelle.

Las protestas ciudadanas, procedentes de representantes de la cultura, grupos ecologistas, entidades vecinales del casco antiguo, el Colegio de Arquitectos y otros, han preocupado a Luis Pizarro sobre todo cuando todas las actuaciones que hasta ahora se han iniciado relacionadas con el Doce han logrado el consenso político y social.

"Nos encontramos (respecto al muelle del Socorro) con un rechazo social importante por lo que he trasladado a quienes se encargan de la elaboración del proyecto (la empresa pública Tragsa, dependenciente del Ministerio de Medio Ambiente) la necesidad de abrir un debate con estos grupos antes de elaborar el proyecto definitivo", afirmó ayer a este diario Luis Pizarro.

Reconoce el presidente del Consorcio que algunas de las alegaciones planteadas por los colectivos críticos "no son baladí" por lo que es esencial el diálogo "sobre todo cuando el proyecto no está elaborado todavía". Recuerda, a la vez, que se actúa "sobre un edificio emblemático para la ciudad lo que obliga a tenerlo en consideración. Espero, de esta forma, que el Ministerio lo tenga en cuenta".

Destaca Luis Pizarro que dentro del colectivo crítico hay diversas posturas sobre el plan del muelle del Socorro, desde las más radicales que rechazan cualquier plan de reforma hasta aquellas que aceptarían actuaciones más limitadas que no afectasen al rico ecosistema marino de La Caleta, por lo que considera que es factible lograr un acuerdo.

Sin embargo, otras fuentes cercanas a la Junta de Andalucía consultadas por este diario afirman que "la decisión de desistir de este proyecto ya está tomada, por lo que la llamada al diálogo es sólo una cortina de humo antes de dar a conocer el cambio de proyecto".

En todo caso, en un reciente debate que sobre la reforma de este muelle se organizó en la Asociación de la Prensa de Cádiz, la gerente del Consorcio del Bicentenario, María Luisa García Juárez, defendió con rotundidad la importancia de esta obra y su respeto al medio ambiente, aspecto que, lógicamente, también defendieron los arquitectos del castillo de San Sebastián.

La operación incluye también una actuación puntual en el paseo de Fernando Quiñones, ampliando el ancho del mismo con una estructura superior que permite respecta la construcción original. Esta obra apenas si ha sido criticada por los colectivos ciudadanos que sí han rechazado el muelle del Socorro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios