Piden que el derribo de Náutica sea opcional

  • Los arquitectos quieren que la Junta rectifique las bases de la licitación del edificio para que su demolición no se imponga

El Colegio Oficial de Arquitectos ha redactado un paquete de propuestas a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento, con el que pretende evitar la demolición del edificio de Náutica. Así, este organismo quiere, en primer lugar, que la administración autonómica rectifique su intención de derribar el edificio, planteándola "como una posibilidad más y no como una imposición". Para ello, solicitan que se modifiquen las bases del concurso para la licitación de las obras, que actualmente obligan a demoler el actual Centro Náutico Pesquero.

Relacionado con lo anterior, sugieren que se amplíe el plazo de presentación de propuestas "con el objeto de atender a estos nuevos requerimientos", entendiendo que una demora de tres o cuatro meses en la licitación "no afectaría a los plazos finales del proceso". Además, piden a la Junta que en el proceso de valoración de las ofertas estén presentes representantes del colegio oficial "y algún arquitecto de reconocido prestigio".

Junto a ello, han solicitado también una copia del informe de patologías del edificio realizado por la empresa Vorsevi, además de la incoación urgente del expediente de inscripción del inmueble en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía y de la inclusión también en el catálogo del nuevo PGOU.

Mientras esto ocurre en el plano arquitectónico, otra situación bien distintas corren los trabajadores del Centro Náutico Pesquero, que han convocado para esta mañana la primera de las acciones de protesta en contra del cese de la actividad de este centro educativo, que el próximo viernes cerrará sus puertas. Con esta medida, los empleados quieren mostrar su disconformidad con la decisión de la Junta de Andalucía, que entienden "precipitada", y con el futuro incierto de sus puestos de trabajo, que provisionalmente se reubicarán en otros centros de la Junta.

Precisamente, sobre este asunto se pronunció ayer el delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, José Antonio Gómez Periñán, que confirmó lo adelantado ayer por este periódico: que los exámenes previstos en junio se realizarán en el IES Rafael Alberti y que a partir de septiembre la actividad educativa se trasladará a otro centro de especialidad marinera que se está construyendo en San Fernando.

Sobre el problema laboral, Gómez Periñán afirmó que el puesto de cada empleado "está asegurado y permanecerán en la ciudad de Cádiz, excepto los que tengan que ir a San Fernando. A los demás, igual que se hizo con los trabajadores de Tiempo Libre, también se les buscará una actividad, y para eso estamos en contacto con el comité de empresa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios