Pide la libertad de su marido rehabilitado, encarcelado por un delito cometido en 1999

  • Esperanza Delfor asegura que su esposo trabajaba desde hacía cinco años en la construcción

Comentarios 4

Francisco Daldes, de años y vecino de Cádiz, ingresó el pasado miércoles en la cárcel por un delito cometido en 1999, a pesar de que en la actualidad está completamente rehabilitado, según aseguró ayer su mujer, Esperanza Delfor, a la Cadena Ser. Esperanza afirma que su marido está en prisión por el robo de un belén en la calle Santiago, y fue juzgado y condenado por este atraco en 2004 a dos años de cárcel por este delito. Entonces tenía 30 años y era un delincuente habitual.

De resultas de aquel juicio se le fijó también una indemnización económica de 4.651 euros, el precio en el que fue valorado el botín. Entonces, Francisco era toxicómano. Cuando fue detenido en 1999 se le acusó de un robo en un vivienda en la calle Benjumeda y de otro en la calle Santiago, que es por el que ahora ha sido enviado a prisión.

Según publicó Diario de Cádiz entonces, Francisco robó en el último domicilio, tras entrar escalando, cubertería de plata, un reloj de caoba, cuadros, lámparas de bronce y un televisor, aunque según Esperanza, algunos de estos objetos no fueron en realidad robados por él. Sólo reconoce la sustracción de un belén, que luego dice haber vendido por 2.000 pesetas. Entonces, las propias declaraciones del detenido llevaron a la localización y detención de dos individuos más, a los que se imputaron sendos delitos de receptación, tras haber comprado a bajo precio los objetos robados.

Según las manifestaciones realizadas por Esperanza a la Cadena Ser, Francisco está ahora rehabilitado y hace cinco años que está trabajando como obrero de la construcción. De hecho, acabaría de ser ascendido a encargado según la misma fuente.

Su mujer ha iniciado la batalla para conseguir el indulto de Francisco y ya ha acudido a los juzgados de Cádiz, donde ha obtenido una copia de la sentencia que condenó a su esposo. "No es justo que lo metan ahora en la cárcel", lamentó Esperanza, que afirma sin embargo que su marido debió ir a prisión en aquellos años, cuando era un delincuente habitual. "Entonces sí que necesitaba que alguien lo parara", reconoció.

Sin embargo, para Esperanza la ejecución del fallo en estos momentos condena a toda la familia, ella y dos hijos de 17 y ocho años, porque el sueldo de Francisco es el único que entra en casa. Por eso, ha reclamado en el juzgado "que lo saquen por favor".

Aparte de la copia de la sentencia, la lucha de Esperanza por la libertad de su marido la ha llevado a pedir una carta de recomendación de los jefes de su marido, además de haber pedido el asesoramiento de una abogada y de ponerse en contacto con políticos locales para que medien en este caso.

Francisco Daldes Muñoz fue detenido en la noche del 27 al 28 de febrero pasado en el barrio de la Viña

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios