La barriada de La Paz espera las respuestas del Defensor y Educación sobre el instituto

  • Los vecinos de Bahía Gaditana recuerdan que tienen concertado el uso del pabellón

La oposición existente en la barriada de La Paz al cierre del instituto del mismo nombre sigue tan tajante como cuando se anunció la medida. Sólo están a la espera de que el Defensor del Pueblo y la Dirección General de Educación responda a sus escritos para decidir cuál será el siguiente paso para parar el cierre, explica la presidenta de Bahía Gaditana, Manuela Molina, quien dice que la entidad está a disposición de los padres de alumnos.

Molina ni siquiera quiere oír hablar de alternativas de uso para el edificio una vez que finalice la actividad educativa. Cree que en ese centro, quizás por haber menos alumnos, se ha hecho mucho por los estudiantes y que es necesario en el barrio, por lo que seguirá "luchando por su mantenimiento".

"Esta es una zona con muchos problemas y los estudiantes encontraban muy buena aceptación en el instituto; en otros centros podrían convertirse en un número más entre muchos", argumenta la dirigente vecinal.

Además, ante el anuncio del Ayuntamiento de aprovechar el pabellón deportivo para 'realojar' la práctica de la gimnasia rítmica y ballet que se venían desarrollando en el Pabellón Portillo a partir del 1 de octubre, la asociación también muestra su oposición.

Y es que Manuela Molina recuerda que existe un convenio para que la asociación vecinal pueda utilizar estas instalaciones deportivas, como actualmente lo hace el grupo de baloncesto. Desde la asociación de vecinos se preguntan dónde irán estos niños si no se les permite utilizar las instalaciones. "Son cosas necesarias en el barrio", asegura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios