La Palma presenta su propuesta para crear la Ruta del Maremoto

  • La cofradía entregó ayer un informe preliminar al concejal de Turismo, Bruno García, que ve la idea como "muy positiva"

La Ruta del Maremoto, un proyecto en el que la cofradía de La Palma lleva varios meses trabajando, ya ha sido presentado de forma oficial. El hermano mayor de la corporación, Francisco Javier Lucero, se reunió ayer con el concejal de Turismo del Ayuntamiento, Bruno García, para presentarle el informe preliminar de este proyecto turístico abanderado por la archicofradía.

El encuentro entre el hermano mayor y el concejal sirvió como primera toma de contacto para desarrollar esta iniciativa y concretar sus términos. Al término de la reunión, Bruno García manifestó que la idea le parecía "muy positiva". "El proyecto es muy atractivo y pone en valor el barrio de La Viña. Es una idea muy buena la de la hermandad". El edil explicó que con el informe previo en la mano, el Ayuntamiento va a iniciar el estudio y va a seguir manteniendo reuniones con la cofradía "para ir concretando los términos de esa Ruta del Maremoto". Además, matizó que esa labor se quiere realizar "cuanto antes" y no de forma relajada, por lo que se prevé que Lucero y García vuelvan a sentarse para estudiar el proyecto más intensamente "la próxima semana o la siguiente", comentó el edil.

Por su parte, Francisco Javier Lucero se mostró ayer muy satisfecho por el importante avance conseguido para la puesta en marcha de la Ruta del Maremoto. El hermano mayor manifestó estar "tremendamente contento" por la respuesta tan positiva recibida de la concejalía de Turismo y aseguró que la hermandad se va a poner a trabajar en los distintos aspectos relacionados con esta ruta. Uno de los principales para la cofradía de La Palma es la obtención de unas vitrinas en las que exponer todo su patrimonio histórico, en ese museo que está acondicionando en los salones anexos a la parroquia.

Además, el hermano mayor cree que el proyecto beneficiará a todo el barrio de La Viña "y aportará puestos de trabajo, ya que se van a dar todos los componentes turísticos: histórico, gastronómico, social,...".

La intención preliminar expuesta por la cofradía a Turismo es desarrollar un recorrido histórico en torno al maremoto de 1755 que sirva como hilo conductor para conocer el barrio de La Viña y sus distintos frentes. Así, la ruta daría comienzo en la Puerta de la Caleta, "en cuya explanada todos los primeros de noviembre se bendice el mar"; siguiendo por la avenida Duque de Nájera, el segundo punto de la ruta sería el Balneario de La Palma, "lugar por el que saltaron las aguas y destruyeron la muralla"; de ahí se adentraría por la calle Virgen de La Palma, donde destaca especialmente el cuadro y la placa que hacen referencia al punto donde la tradición cuenta que se pararon las aguas, justo delante del Estandarte y Crucifijo que sacó el capuchino Fray Bernardo de Cádiz, que en ese momento oficiaba una misa en el interior del templo. Y precisamente, la iglesia sería el último punto de la ruta, en el que se incluiría la visita al museo de la hermandad, que mostraría los enseres y distintos documentos relativos a ese hecho histórico del año 1755.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios