PSOE e IU, indignados porque el PP siga adelante con los quioscos

  • La oposición acusa al equipo de gobierno de "engañar" y "mentir" a los gaditanos

Comentarios 49

El pasado viernes se conocía el informe de la Junta que veía ilegales los quioscos de Varela (ya terminado) y La Caleta (en construcción) por ser contrarios a unas normas urbanísticas que sólo prevén quioscos pequeños en espacios públicos. Fue el Ayuntamiento el que sacó a concurso la edificación y explotación de estas construcciones, que formarán parte del patrimonio municipal. Y el gobierno local, tras conocer que el informe de la Junta, no ha ordenado la paralización de las obras ni ha adoptado más decisión que la de encargar a su equipo jurídico una respuesta, recordando que tiene tres meses para entregarla. Para entonces, el quiosco caletero estará terminado y el de Varela, posiblemente abierto.

Además, ha explicado que seguirá adelante con la reordenación del quiosco de la plaza de Santa María del Mar, que está siendo revisado para ajustarse a peticiones vecinales. Si bien es verdad que nada ha dicho la Junta sobre este proyecto porque no está definido, tal y como se describió inicialmente y siguiendo la misma regla de tres no se ajustaría al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Ayer, la alcaldesa, Teófila Martínez, no quiso añadir nada sobre el tema de los quioscos. Pero sí que tenía algo que decir la oposición. Empezó Sebastián Terrada (Izquierda Unida), que en rueda de prensa instó a la alcaldesa a que contestara al informe de la Junta "a la mayor brevedad posible. Que no dé otro teofilazo". IU recordó que ellos ya denunciaron la ilegalidad de los quioscos y vaticinó que la postura municipal "nos va a costar dinero a todos", puesto que los adjudicatarios podrían pedir daños y perjuicios "porque esto se debe a un fallo de la administración municipal". Acusó al gobierno local de "mentir" a los gaditanos cuando defendía la legalidad de los proyectos y dijo que "llueve sobre mojado en el caos urbanístico" de la ciudad en referencia a los derrumbes relacionados con la construcción de aparcamientos subterráneos autorizados por el Ayuntamiento y al acuerdo que evita la construcción del mercado de la calle Medina Sidonia. "No sé qué se van a encontrar los que gobiernen cuando se vayan, pero me temo que una sorpresa y desagradable". Dijo que Urbanismo tiene "bastante fisuras" y pidió al gobierno local que "reconozca sus errores" y "asuma sus responsabilidades" ya que "no todas las culpas son de los técnicos".

Por su parte, la concejala socialista Natalia Álvarez, a través de un comunicado mostró su "absoluto rechazo", a la actitud mantenida por Teófila Martínez y por su concejal de Urbanismo Ignacio Romaní, que "no puede ser calificada de otro modo que de despótica y de ignorancia continuada de la legalidad urbanística".

"¿Cómo es posible que el equipo de gobierno quiera desatender la resolución de la Junta en la que se le concede tres meses para revisar las licencias emitidas por el Ayuntamiento, por haber sido emitidas con contrariedad manifiesta a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía y al PGOU? ¿Cómo es posible que mantenga la actuación en la plaza de Santa María de Mar sabiendo que se va a encontrar en la misma situación de ilegalidad? ¿Cómo es posible que mantenga esta actitud de prepotencia y de creerse por encima de la ley, sabiendo las consecuencias nefastas que puedan acarrear a los empresarios que han decidido o van a decidir invertir con toda su ilusión en la ciudad, para verse posteriormente engañados por Teófila Martínez y su equipo? ¿Cómo es posible que Martínez desoiga las voces de los ciudadanos que han manifestado su contrariedad a las actuaciones ilegales en espacios libres? ¿Cómo va a exigir a los gaditanos que cumplan con la legalidad urbanística, sabiendo éstos el mal ejemplo que la propia Corporación está dando a través de este asunto?", se pregunta el Grupo Municipal Socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios