El PP considera que el PSOE debe pedir perdón por tantos ataques a Osuna

  • Romaní afirma que los socialistas han utilizado argumentos falsos contra el exdelegado de ZF

Comentarios 2

El portavoz del equipo de Gobierno y consejero en el pleno de la Zona Franca, Ignacio Romaní, manifestó ayer ante el anuncio del PSOE de pedir la dimisión de la presidenta de la Zona Franca, Teófila Martínez, tras la sentencia del Caso Rilco, que "la justicia pone a cada uno en su sitio, y queda demostrado que Teófila Martínez no es ni un cargo ejecutivo ni un cargo gestor, sino que simplemente preside los plenos, y asiste igual que el resto de los consejeros, atendiendo a los informes técnicos que se presentan".

Para el dirigente popular es "tan absurda la actitud de los socialistas, que son capaces de pedir responsabilidades a Teófila Martínez de las luces y sombras en la gestión del exdelegado especial de la Zona Franca, José de Mier, puesto por el propio PSOE".

Para el dirigente popular, "el PSOE durante estos años no ha parado de atacar a Miguel Osuna, y ahora lo que debería hacer es pedir perdón. Sin embargo el portavoz municipal de los socialistas, Francisco González, parece que prefiere repetir el papel del exportavoz Rafael Román, y no retractarse ni ante Osuna, ni ante la opinión pública, después de que la justicia le haya absuelto de todo este proceso judicial". Romaní recordó que el PSOE ha llegado a utilizar "argumentos falsos para intentar atacar a Miguel Osuna, con el único fin de llegar a Teófila Martínez, y ahora la ley los ha puesto en su sitio". En lugar de "retractarse, siguen intentando sacar tajada de este asunto". Por eso, se pregunta "quién devolverá a Miguel Osuna estos años de proceso judicial, de ataques personales y profesionales. Los socialistas deberían de ser honrados y demostrar que creen en la justicia".

Asimismo, Romaní insistió en que el PSOE durante ocho años de Gobierno en la Zona Franca ha "dejado sin vida un proyecto como Rilco, tal y como recoge la sentencia. Con la única intención de ir en contra de la presidenta del Consorcio y del Partido Popular".

Aparte de las responsabilidades determinadas por la justicia respecto a Rodríguez de Castro, para el que "ya dijimos lo que tuvimos que decir y hacer lo que teníamos que hacer en su momento", los socialistas "fueron capaces de dejar caer un proyecto como Rilco", y como "cada uno es responsable de sus actos, los socialistas deberían serlo y ser consecuentes con sus acciones, porque lo único que han intentado es cargarse la imagen de Teófila Martínez".

Ignacio Romaní señaló que este "despecho de los socialistas, que encabezó en su día Rafael Román, aprovechando las elecciones municipales, refleja que los socialistas tienen una doble vara de medir". Continuó diciendo que "lo que no puede hacer el portavoz socialista, Francisco González, "es, intentar sacar pecho, y lo que debería hacer es respetar lo que ha determinado la justicia. Por eso, incluso les aconseja que "si tienen dudas que vayan a las actas de los Plenos, porque gracias al PP, el asunto de Rilco se remitió a la Cámara de Cuentas, cosa que los socialistas no han hecho con el caso de los ERE, y que lo único que han intentado es poner dificultades a la citada Cámara".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios