La moción contra el alcalde de Puerto Real no pudo ser votada

El PP abandona el Pleno de Diputación cuando pedía la dimisión de Barroso por sus insultos al Rey

  • Los populares desalojaron la sala tras acusarles el presidente de la institución provincial, Francisco González Cabañas, de utilizar al monarca y a las víctimas del terrorismo para atacar a IU y PSOE

Comentarios 17

El Grupo del PP en la Diputación de Cádiz abandonó hoy el Pleno cuando se estaba debatiendo una moción presentada por ellos para pedir el rechazo a las manifestaciones contra el Rey del alcalde de Puerto Real y diputado provincial, José Antonio Barroso (IU), después de que el presidente de la Institución Provincial, Francisco González Cabaña (PSOE), los acusara de «usar unas veces a las víctimas del terrorismo y otras a la monarquía sin importarle un pito nada».

La moción comenzó con la exposición de la portavoz del PP, Mercedes Colombo, que pidió el rechazo de la corporación a las manifestaciones de Barroso contra el Rey, al que llamó «corrupto», así como su cese «inmediato», que se reafirmara el compromiso con la Constitución como norma fundamental del Estado y que se iniciaran acciones legales una vez que la Fiscalía se pronunciara sobre ello.

Por su parte, el portavoz del PA, Manuel Prado, apuntó su intención de abstenerse en la votación argumentando que, aunque no compartía las manifestaciones realizadas por el dirigente de IU, no quería catalogarlas hasta esperar el pronunciamiento de la Fiscalía.

Por IU hizo uso de la palabra el coordinador provincial y vicepresidente primero de la Diputación, Antonio Roldán, que apeló al articulado de la Constitución, concretamente al artículo 1.2 que señala que la soberanía está en el pueblo «del que emanan las instituciones», así como al artículo 14 de la Carta Magna.

Así, Roldán manifestó que «ninguna persona o institución debe estar exenta de la capacidad de crítica» y preguntó si la democracia consiste en que no se pueda hablar del Rey. En este sentido, afirmó que el honor del Rey «no vale más o menos que el de cualquier persona».

Por todo ello, señaló la intención de IU de votar en contra de la moción, ya que argumentó que el Pleno de la Diputación «no debe ser un juicio político», así como que lo dicho por Barroso «está todo escrito» y puso como ejemplo el libro de Jesús Cacho, 'El negocio de la libertad'. Además, finalmente manifestó que su partido apoyaba las manifestaciones del alcalde de Puerto Real y diputado provincial.

Por parte del PSOE, hizo uso de la palabra el presidente de la Diputación, que argumentó que el PSOE no deseaba participar en el debate porque era «partidista en el sentido más perverso de la palabra» y se llevaba al Pleno «para provocar una quiebra entre IU y PSOE», socios de gobierno en la Institución Provincial.

No obstante, señaló aunque dentro de su partido existen todo tipo de corrientes, no cuestionan la monarquía. Asimismo, manifestó que la propuesta le recordaba a la llevada al Parlamento vasco en la que se condenaba al Gobierno de España como «torturador». En este sentido, recordó que PP y PSOE se unieron para decir que no se podía juzgar cuando la causa estaba abierta.

Por ello, alegó que no se iban a constituir en un «tribunal paralelo», ya que la Fiscalía está investigando las declaraciones de Barroso, al que calificó como una persona «libre en su ámbito personal para hacer las declaraciones que crea», igual que la Fiscalía es libre para investigarlas. En este sentido, defendió que el dirigente de IU «en su condición de diputado provincial en ningún acto ha hecho ese tipo de manifestaciones». Así, anunció que el PSOE votaría en contra de la moción.

En el turno de réplica, la portavoz del PP acusó al PSOE de demostrar su «sectarismo», ya que aseguró que la moción presentada es «la misma» que presentó el PSOE para reprobar las palabras del eurodiputado del PP Alejo Vidal-Quadras sobre Blas Infante.

Fue entonces cuando el presidente de la Diputación manifestó que eso demostraba que la moción «no tenía la intención de defender la imagen del Rey sino la de ser un ataque contra IU y PSOE» y añadió que «comparar a Barroso con el ultraderechista Vidal-Quadras es rizar el rizo».

Además, González Cabaña manifestó que «queda de manifiesto que unas veces han utilizado las víctimas del terrorismo y otras veces utilizan al Rey, están en la utilización permanente de todo sin importarle un pito ni las víctimas ni la monarquía ni nada».

Por su parte, la portavoz del PP pidió al presidente de la Diputación que retirara «lo dicho sobre las víctimas del terrorismo», a lo que González Cabaña manifestó que no lo retiraba «porque lo he dicho públicamente y lo mantengo» y se reafirmó diciendo que «el PP ha utilizado el dolor de las víctimas del terrorismo durante cuatro años».

Ante esas manifestaciones, los diputados provinciales del PP se levantaron de sus sillas y abandonaron el salón de plenos, por lo que la moción finalmente no pudo ser votada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios