El PGOU inicia la mayoría de la reforma de Zona Franca tras el año 2012

  • Las únicas actuaciones que comenzarán antes de esa fecha serán las ejecuciones del polígono de Levante y dos edificios emblemáticos · La actuación prevista modernizará el tejido y creará más 1.169 nuevas viviendas, 711 de ellas protegidas

El polígono exterior de la Zona Franca será escenario de la actuación más ambiciosa de las contempladas en el futuro Plan General de Ordenación Urbana. Además de renovar el tejido industrial creará aparcamientos y 1.169 viviendas, 711 de ellas protegidas, aunque habrá que esperar para verlas: sólo un puñado de actuaciones en las que se divide la operación están previstas para antes del Bicentenario.

La reforma del polígono industrial no es una aspiración nueva. El plan en vigor ya consideraba la intervención como una de las grandes operaciones urbanas, aunque remitía su definición a un plan especial. De esta forma, ya en el 95 se dejó constancia de problemas que no han hecho más que acentuarse con el tiempo: falta de dotaciones, escasez del espacio viario, falta de espacios de carga y descarga, mala calidad de las infraestructuras básicas, edificios vacíos o infrautilizados... A día de hoy, el equipo redactor no duda en calificar la situación de "chabolismo industrial".

En mayo de 2001 se aprobó el plan especial para la zona, pero tuvo un grado de cumplimiento que el equipo redactor del futuro PGOU describe como "bajo". De esta forma, ahora "tanto el diagnóstico como la caracterización de la intervención hecha en el Plan General continúan vigentes, y a ella se añade el que la Zona Franca fiscal ha conocido un proceso de transformación importante en la última década, con la inclusión de actividades de servicios y la modernización de las instalaciones, cuyos efectos no son aprovechados en el polígono exterior".

La Zona Franca se configura como una de las grandes operaciones del nuevo plan, uno de los ámbitos prioritarios, "que persigue producir un tejido urbano de calidad, adaptado a las demandas de la nueva economía en el que convivan pequeña industria, oficinas y servicios".

Recuerda el equipo redactor que están previstas infraestructuras como la creación de un nuevo acceso a través del puerto de la Zona Franca que conectará con la avenida de la Ilustración tras sobrepasar el recinto fiscal con un paso elevado. "El nuevo viario permitirá un funcionamiento conjunto del nuevo puente y del puente Carranza, así como un acceso directo a la ciudad extramuros sin utilizar la calle Algeciras, lo que posibilita separar el tráfico de pesados y el de ligeros", explica.

No toda la Zona Franca se somete a remodelaciones. El recinto interior no se toca, ni por ejemplo Altadis, una pieza industrial que no genera problemas urbanísticos y están bien integrada. El cambio se verá en el polígono exterior.

Loreto-zona franca

En la parte que sí se reordenará se distinguen tres ámbitos. El primero es el que está más cercano a Loreto, donde se hará una barriada residencial, se reordenará el viario para mejorar la conexión entre las avenidas de la Ilustración y Juan Carlos I, y se creará un parque en la avenida nueva. Junto a la glorieta de la Zona Franca se instará un centro de ocio multiusos "que permitirá la celebración de conciertos y otros espectáculos y que se acompaña de una oferta comercial. Este equipamiento metropolitano, junto con el estadio, consolida en la entrada de la ciudad un importante enclave de ocio de escala metropolitano, bien servido por la red de cercanías ferroviarias y con una buena oferta comercial y de aparcamiento" dice el Plan.

Esta es la idea, y a la hora de materializarla se conforma como dos áreas de reparto para repartir de forma equitativa beneficios y cargas entre los propietarios del suelo. La primera área corresponde el sector delimitado por las calles Ronda de Vigilancia, Jimena de la Frontera, Alcalde Juan de Dios Molina, La Coruña, Vejer de la Frontera, Avenida Juan Carlos I, Núñez de Balboa y Juan de la Cosa. Quedan fuera el edificio Glorieta y la pastilla situada ante ella, entre las calles Vejer de la Frontera y avenida de La Coruña.

Este primer sector se subdivide en cuatro unidades de ejecución, unidades de gestión del plan. La primera es la más occidental, entre Juan de la Cosa y Magallanes. Aquí se crean tres parcelas, dos para viviendas protegidas (152) y la otra para pisos de renta libre (75), con comercios en las plantas bajas y aparcamientos en los subterráneos. La operación, prevista para el quinto año de vigencia del plan, se completará un año después con la urbanización de los viarios y espacios resultantes.

La segunda unidad va desde Magallanes hasta la glorieta de la Zona Franca y es una de las piezas singulares el área de reparto, ya que crea el espacio metropolitano con capacidad para entre 8.000 y 10.000 espectadores en una parcela de casi 8.000 metros cuadrados y, en la zona más próxima a la Avenida, 175 viviendas de renta libre, así como un equipamiento en un solar de 1.750 metros cuadrados que hará esquina entre Magallanes y Ronda de Vigilancia y que quedará en manos del Estado mediante un convenio "para el traslado de otros equipamientos afectados por otras acciones del Plan". La urbanización está prevista para el sexto año del plan, aunque el equipamiento y el palacio metropolitano habrán de esperar un año más. Ese año, el séptimo, también se urbanizará la zona.

La tercera unidad es la que delimitan Juan Carlos I y Vejer y genera dos parcelas en el sexto año de vigencia del plan: una para VPO (70 pisos) y otra para vivienda libre (35). El séptimo año, que sería 2016 en el caso de que el PGOU se apruebe este año, se urbanizan los espacios. El resto del área de reparto crea uno de los famosos hitos, de doce plantas, frente al edificio Glorieta, para 131 viviendas de renta libre. Pegado al hito habrá un edificio para oficinas y el conjunto se completa con una parcela para 94 pisos protegidos y otro dotacional privado (el tanatorio). Está previsto para el séptimo año, y la urbanización para el último del plan, el octavo.

La segunda área de reparto del sector es, precisamente, la que crea el otro hito que configura la entrada a la nueva Zona Franca en la zona izquierda según se avanza hacia Glorieta. El edificio tendrá 42 viviendas y usos comerciales y terciario en las plantas primera y segunda. El Ayuntamiento quiere tenerlo listo para 2012.

Sector central

La actuación en el sector central se basa en la remodelación del tejido actual manteniendo las actividades económicas. El eje seguirá siendo la calle Algeciras, aunque se crean grandes manzanas que contarán en su borde con edificios para actividades económicas en edificios similares y, en su interior, espacios libres, dotaciones y el acceso a los aparcamientos, que eventualmente pueden extenderse a toda la manzana. Estos patios interiores son parques de empresas abiertos, en los que convivirán actividades de comercialización de producción y almacenaje con unos terciarios.

La zona configura una única área de reparto, subdividida en seis unidades de ejecución. La primera está comprendida entre San Roque, Gibraltar, Jimena y Algeciras. Dos parcelas acogerán oficinas y comercio, con equipamientos de barrio en sus plantas bajas, y otras cuatro se reservan a usos industriales. Otra unidad queda delimitada por las calles Islandia, Ronda de Vigilancia, Algeciras y Ciudad de San Roque, con usos comerciales e industriales, estos últimos volcados hacia Ronda de Vigilancia. La tercera unidad continúa la primera hasta la calle Tarifa y repite su configuración, también con equipamientos de barrio. La cuarta se sitúa entre ésta tercera y Ronda de Vigilancia y crea cuatro manzanas industriales y un equipamiento.

La quinta va de Tarifa a Alcalde Sánchez Cossio con una nueva manzana industrial, la sexta se sitúa junto a esta, entre Algeciras y Ronda de Vigilancia, donde están los Talleres Faro y Supersol. Aquí se crea el anunciado el edificio emblemático, el segundo previsto para Zona Franca, en 18.632 metros cuadrados.

Todas estas actuaciones se dejan para los dos últimos años del Plan, 2016 y 2017, salvo el edificio emblemático, que se haría en 2011 y cuyo entorno se urbanizaría para el Bicentenario. La última actuación del sector central también está prevista para ese año: sustituir el actual edificio industrial situado en Ronda de Vigilancia, a la derecha del actual supermercado, y retranquearlo para crear un frente de fachada continuo, además de dar continuidad al acceso hacia el club náutico Elcano. También debería estar hecho en 2012 y la correspondiente urbanización, para el año 2013.

Algeciras y Gibraltar

Queda el polígono de Levante para terminar de configurar este nuevo sector industrial. Pero lo más llamativo no son sus industrias, sino la previsión de las famosas viviendas pilotadas para jóvenes

Una primera actuación, prevista para el primer año del plan, crea dos manzanas industriales, una comercial y otra dotacional privada y la calle El Bosque, mientras que el resto del espacio se destina a cinco parcelas industriales, dependencias para servicios urbanos y un equipamiento. La última área de reparto está ya en el mar y se prevé para el octavo año del planeamiento. Tras la calle Puerto de Santa María surgen construcciones sobre pilotes "tipo waterfronts" dedicados a viviendas para jóvenes, 395, con zonas de ocio y uso comercial en los bajos. Hay otra parcela que forma ángulo con esta y que supone una prolongación del paseo Manuel Machado. Aquí se sitúa un aparcamiento para vehículos y autobuses cuya ejecución se encomienda a la empresa municipal de vivienda, Procasa. Esa prolongación permite conectar esta zona con el Parque Natural. El conjunto se completa con equipamientos: una parcela de 1.400 metros sin concretar y un club náutico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios