Novedosa 'Operación Playa Limpia' para la noche de las barbacoas

  • La playa Victoria será acotada para su uso desde el módulo 1 hasta el 6 y la iluminación permanecerá encendida toda la noche para facilitar la labor de los servicios de seguridad y limpieza.

Comentarios 47

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, presentó esta mañana el dispositivo de limpieza y seguridad para la noche de las barbacoas del Trofeo Carranza del próximo sábado 16 de agosto.

La 'Operación Playa Limpia 2008', fruto de la coordinación de Medio Ambiente, Playas, Fiestas, Policía Local y Protección Civil, presenta este año varias novedades con respecto a anteriores ediciones del Trofeo, encaminadas a proteger la playa y a facilitar su limpieza en un menor tiempo. La principal novedad residirá en el acotamiento de la playa Victoria, entre los módulos 1 y 6, única zona en la que se podrá bajar a la playa en la noche del sábado. También se podrán hacer barbacoas en La Caleta, pero no en Santa María del Mar ni fuera de los límites establecidos en la Victoria.

Como en años anteriores, a las 6:30 de la mañana del domingo comenzará el dispositivo de limpieza de la playa (dividido en ocho zonas de actuación) con unos 200 operarios, 11 tractores, además del apoyo de la demarcación de Costas y del Seprona para limpiar la playa, que se espera esté 'operativa' para los bañistas mucho antes que en años anteriores (en torno a las 10:30 horas) ya que la zona a limpiar es menor. Además, 36 agentes de la Policía Local 'instarán' a los más reacios a abandonar la playa para que el trabajo de limpieza se lleve a cabo lo más rápido y con la mayor seguridad posible. Para facilitar la labor de seguridad y limpieza, la iluminación de la playa permanecerá encendida durante toda la noche, en lo que será otra de las novedades de esta edición, junto con la demarcación de unas zonas en las que se habilitarán unos contenedores donde la gente pueda depositar las bolsas con los restos de la barbacoa antes de abandonar la playa.

También se han previsto cortes de tráfico en la zona del Paseo Marítimo, además del baldeo y la limpieza de las calles perpendiculares al mismo, que también sufren las consecuencias de la noche de las barbacoas.

En materia de seguridad, un vigilante privado por acceso a la playa velará porque no se bajen enseres a la arena, no se desmonten las pailas de madera, ni se comentan desmanes a altas horas de la noche o primeras de la mañana, cuando algunos ciudadanos puedan verse 'afectados' por los efectos del alcohol. 

El Ayuntamiento quiso apelar a la solidaridad, la responsabilidad y la colaboración de los ciudadanos para evitar un deterioro excesivo de las playas de la ciudad, para lo que en los días previos al sábado y desde ya mismo se iniciará una amplia labor informativa a través de cuñas radiofónicas y de cartelería, que culminará la noche del sábado con el trabajo de cerca de 60 voluntarios que repartirán bolsas a los ciudadanos que bajen a la playa, con el fin de reducir la cantidad de basura esparcida por la arena. También se insistió en la prohibición de bajar carbón y vidrio a la arena, a pesar de lo cual se habilitarán también 80 bidones metálicos de color rojo únicamente destinados al carbón. Así mismo, se anunció que los servicios de playa permanecerán abiertos toda la noche, con el fin de que todo transcurra con la mayor normalidad posible en una fiesta para la que, desde el consistorio, no se ha dado una estimación de asistencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios