Náutica languidece en su espera

  • La Junta de Andalucía mantiene su convocatoria para levantar allí un conglomerado de sedes administrativas que darán empleo a unas 750 personas en un edificio de 4 plantas y 15.000 metros

Comentarios 2

El informe de la empresa Vorsevi resulta demoledor, nunca mejor dicho. "Importantes alteraciones o daños estructurales" impedirán su perdurabilidad. Los arquitectos piden que se amplíen los plazos establecidos en el pliego de condiciones y que se recoja en el mismo otra posibilidad que no sea el derribo.

El caso es que el edificio sigue presuntamente herido de muerte con graves patologías que impedirán, por cuestiones de seguridad, que siga abierto a cualquier actividad docente mientras no se de la última palabra sobre su futuro.

Pero el futuro es ya cuestión de preservar parte de la estructura, la que se prevea más sana, o derribar el edificio por completo. Si se llegara a incoar el expediente de protección por parte de la Dirección General de Bienes Culturales podría evitarse su derribo pero "a día de hoy", según afirmó taxativamente en su día el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en la provincia de Cádiz, José Antonio Gómez Periñán, el edificio no cuenta con ningún tipo de protección y será la empresa que se encargue de su proyecto de futuro la que decida si se tira o no.

La realidad de todo esto es que la Junta contempla expectante qué ocurre con el edificio para así saber qué hacer con todas las sedes administrativas que tiene planteado ubicar en el edificio de Náuticas.

En el programa de necesidades que consta en la redacción del proyecto que obra en poder de la Dirección General de Patrimonio sobre los trabajos de construcción de edificio del número 10 de la Avenida Duque de Nájera, la Junta expresa la urgente necesidad que tiene de sedes administrativas en propiedad "en condiciones adecuadas para el desempeño de las funciones propias de las distintas Consejerías y sus Delegaciones Provinciales". Resalta igualmente que muchas de las sedes siguen ocupando edificios en régimen de arrendamiento.

La Comunidad Autónoma de Andalucía contempla esperanzada el edificio de Náuticas como un espacio de expansión ya sea sobre una construcción de nueva planta o bien en un edificio reformado íntegramente.

Pero el proyecto no sólo está pendiente de si Cultura protege o no protege el bien. Los planes de la Junta se sustentan sobre una modificación en el avance del Plan General de Ordenación Urbana de Cádiz aún no contemplada al menos de cara a la galería.

La escuela Náutica cuenta en la actualidad con poco más de 9.000 metros cuadrados edificables. El conglomerado de sedes administrativas de la Junta se levantarían sobre una superficie edificable de unos 15.000 metros cuadrados. Esto requeriría una modificación brutal en el PGOU que permitiera este aumento de la edificabilidad permitida en ese 10 de Duque de Nájera. Un edificio que la Junta presenta "sin interés arquitectónico e histórico" sumado al demoledor informe de Vorsevi darán vía libre a los planes autonómicos.

Tanto es así que desde la Junta ya se habla de los 750 puestos de trabajo que podrían albergarse en el nuevo edificio que nazca frente a La Caleta. No hay que olvidar que últimamente trabajaban en Náutica poco más de 50 personas en una última época en la que el edificio languidece y languidecía a la espera de conocer su futuro.

Por su parte, el bastión de la resistencia contra el derribo de Náutica que representa Ramón Pico, como decano del Colegio de Arquitectos, se mantiene también a la espera de tener acceso directo al informe de Vorsevi para así encargar pronto un contrainforme que pudiera paralizar el derribo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios