Náutica cerrará el viernes sin que los trabajadores conozcan aún su futuro

  • La plantilla se muestra inquieta ante la incertidumbre de sus ocupaciones a partir de la semana que viene y no descartan emprender movilizaciones si la situación no se arregla en los próximos días

Comentarios 11

El viernes de esta semana será el último día que el edificio que actualmente acoge al Centro Náutico Pesquero esté en funcionamiento. La orden de la Junta de Andalucía es que la antigua Escuela de Náutica cierre definitivamente sus puertas el día 30 de mayo, como así ha comunicado al director del centro y, a su vez, a toda la plantilla.

Esta noticia ha causado la alarma entre los trabajadores, que están a la espera de conocer cuáles serán sus nuevos destinos a partir del próximo lunes. Parte de la plantilla mostraba ayer su inquietud y malestar por la situación provocada en el centro náutico, ya que aseguraban no tener noticias en ningún sentido. "Todo es 'dicen, al parecer y posiblemente', pero nadie confirma nada", comentaba uno de los laborales que trabaja en el edificio.

Al parecer, la decisión de la Junta será la de reordenar al personal laboral a otros puestos de trabajo provisionales, lo cual no comparte el comité, que entiende que ellos deben tener una capacidad de selección de ese nuevo puesto de trabajo, "ya que esta plaza nos la hemos ganado y elegido nosotros", explica una portavoz del comité. "Yo me he llevado muchos años trabajando en Jerez y en El Puerto y ahora que conseguí el puesto aquí no sería justo que tuviera que irme otra vez fuera", añade.

Por este motivo, los empleados no descartan ejercer distintas movilizaciones si antes del viernes no queda resuelta su situación laboral y su futuro inmediato con la Junta de Andalucía.

En la misma situación están los funcionarios del Centro Náutico Pesquero, que tampoco conocen su futuro pese a que desde hace un mes empezaron a oír la posibilidad del cierre del edificio, que quedó finalmente confirmado a finales de la pasada semana.

En su caso, junto al malestar por el anuncio de cierre urgente - que en líneas generales no entienden los empleados del edificio, que ven más una razón política que técnica-, lamentan también la pérdida de la actividad potencial que podría desarrollarse "y que nos limitan desde la Junta de Andalucía", explica uno de los docentes, quien asegura que hay cursos con demandas de varios centenares de alumnos que no se imparten por decisión de la administración autonómica.

Pero los puntos negativos de esta decisión irrevocable de la Junta de Andalucía van mucho más allá. Con motivo del cierre, el centro náutico dependiente del IFAPA (Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica) se ha visto obligado a suspender los cursos previstos y el plan de formación anual, debido a la incertidumbre sobre su futuro.

El director del centro, Pedro de Hoces, explicaba ayer en su despacho a este periódico que la intención es que "en estos días se arregle lo del personal y el futuro del centro, porque no podemos paralizar la actividad".

Además de la formación necesaria para los profesionales de la pesca, el centro náutico acoge una ingente actividad de secretaría, ya que se encarga de la tramitación de las distintas solicitudes y títulos que necesitan los empleados en embarcaciones pesqueras y otras actividades náuticas, "y más en esta época, en la que aumenta la actividad de la pesca", apuntaba Pedro de Hoces. Entre ellas hay una que preocupa especialmente: la entrada en vigor el próximo 4 de junio del título de marinero pescador, obligatorio para trabajar en buques pesqueros y que necesita de un curso de 30 horas y un examen para obtenerlo. En Andalucía son cuatro los centros homologados para ello, que se reducen a tres por el cierre del de Cádiz.

Una de las posibilidades contempladas para el futuro del Centro Náutico Pesquero es trasladar su actividad a un nuevo edificio que se está construyendo en San Fernando y que se dedicará al mundo náutico. No obstante, para ello habría que estudiar la posibilidad de integrarlo junto a las otras actividades que ya contempla el proyecto y analizar si este centro del IFAPA tendría espacio suficiente en el nuevo edificio. Sobre ello, el director ha informado que esa decisión corresponde al IFAPA y no al Centro Náutico Pesquero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios