El Memorial de las Libertades ocupará el castillo de San Sebastián

  • Gaspar Zarrías apuesta por convertir el histórico inmueble en un referente del constitucionalismo · El actual faro se sustituirá por uno nuevo como emblema del 2012

Comentarios 7

El castillo de San Sebastián se convertirá en el Faro de la Libertades. Al menos así lo desea el presidente del Consorcio para la Conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1812, Gaspar Zarrías, quien ayer hizo pública la idea que persigue en el transcurso del acto de presentación de la efemérides en la Casa América en Madrid.

Este proyecto, que lo propondrá al Consorcio, en el que se encuentran representadas todas las administraciones, incluye la rehabilitación del castillo de San Sebastián para su conversión en un edificio multifuncional que albergaría el Observatorio y el Centro de Estudios del Constitucionalismo Democrático, por un lado, y la antena o subsede de la Casa de América en la capital gaditana.

Con ello, lo que haría es resolver dos de las grandes incógnitas del Bicentenario: por un lado, el destino que se le iba a dar al Memorial de las Libertades, después de que quedara descartado el Oratorio de San Felipe y no gustara demasiado la idea del Instituto del Rosario, especialmente por los problemas que ahora están poniendo la comunidad agustina sobre la propiedad del inmueble. Por el otro, el uso que se le iba a dar al castillo, después de que la idea del auditorio no estuviera completamente cerrada.

Gaspar Zarrías hizo pública su idea al final de su discurso, cogiendo por sorpresa a casi todos los asistentes, entre ellos a la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, quien se apresuró a decir que esa propuesta debía pasar ahora por el Consorcio para que el resto de las administraciones se pronunciaran.

La propuesta del presidente del Consorcio viene a confirmar la importancia que este organismo da al castillo, como uno de los referentes del 2012, a pesar de que en un primer momento desde la Junta de Andalucía se consideró que era un inmueble que no entraba dentro de los planes de rehabilitación a desarrollar con motivo del Bicentenario.

Este proyecto jugará con la idea del faro, de manera que se derribaría el actual y se haría uno nuevo que fuera "un emblema", tal y como lo definió la directora-gerente del Consorcio, María Luisa García Juárez.

La idea es que en la primera isla vayan en los dos edificios el Memorial de las Libertades y la Casa de América, mientras que la segunda se configuraría como un gran espacio público de 40.000 metros cuadrados con jardines y veredas en las que podría haber una zona botánica temática "que el Consorcio cedería a todos los gaditanos". Asimismo, también uno de los inmuebles estaría dedicado a exposiciones.

Para todo este proyecto se convocaría un concurso internacional para su realización "a ser posible en este mismo semestre", tal y como dijo el propio Zarrías, y en el que se buscará que sea compatible con la normativa medioambiental y con el patrimonio que hay allí.

Zarrías subrayó que su voluntad como presidente del Consorcio es que Cádiz "sea el faro de las libertades para el mundo en el siglo XXI", por lo que uno de los elementos decisivos para ello debe ser la puesta en valor del castillo de San Sebastián "para que a nivel internacional sea el símbolo del constitucionalismo que significó y significa la Constitución de 1812 y la Bahía gaditana". De este modo, tiene claro que con el proyecto se podrían aunar dos conceptos que considera básicos: "la Constitución y la libertad como pilares de la convivencia y del legado del 12, no sólo para Cádiz y España, sino también para Iberoamérica".

Este, según Gaspar Zarrías, será el legado del Consorcio del Bicentenario del Doce a Cádiz y a los gaditanos, igual que lo fue el Monumento de las Cortes con la celebración del primer centenario de la Pepa.

Aunque el Ayuntamiento de Cádiz venía reclamando desde hace ya bastante tiempo que el castillo de San Sebastián fuera incluido en la lista de edificios a rehabilitar como uno de los elementos centrales del Doce, no fue hasta el pasado 13 de diciembre cuando cristalizó de manera oficial. Ese día, el pleno de la Comisión Nacional, bajo la presidencia de María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta del Gobierno, se acordó llevar a cabo la rehabilitación del castillo dentro de las actuaciones previstas por el Consorcio, cuya titularidad corresponde, tal y como dijo ayer el propio organismo del Doce, a la Administración General del Estado.

Ahora esta propuesta se llevará a la próxima reunión del Consorcio, organismo en el que se encuentran representadas el Estado, la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Cádiz y los ayuntamientos de Cádiz y San Fernando. Este encuentro se producirá una vez pasadas las elecciones del 9 de marzo, aunque García Juárez cree que se debe hacer lo antes posible debido a la premura de los plazos y ante la puesta en marcha de un concurso internacional para el proyecto.

La inversión en el castillo de San Sebastián se calculaba que podría ser superior a los 80 millones de euros. En un principio, el Ayuntamiento había encargado al arquitecto Alberto Campo Baeza, que hiciera un estudio sobre los posibles usos que se le podría dar a este espacio, entre los que se incluía un auditorio y algunos espacios expositivos o incluso un museo.

La idea del Ayuntamiento era entregar en este mismo mes de febrero el proyecto de rehabilitación del castillo de San Sebastián al Consorcio, para después empezar a trabajar en el uso que se le fuera a dar.

Con la propuesta del castillo son ya tres las alternativas que se han barajado para ubicar el Memorial de las Libertades. Su lugar natural, el colegio de San Felipe, junto al mismo Oratorio, tuvo que ser descartado por la campaña organizada por grupos minoritarios contrarios a esta propuesta; la sede del IES del Rosario era la alternativa hasta la apuesta, ahora, de San Sebastián.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios