el desarrollo de la ciudad

Matadero, el ejemplo del cambio de la política de vivienda de la Junta

  • Fomento levantará un edificio de 10 plantas con 60 viviendas sociales en la esquina del solar

  • Las obras, con una inversión de 5 millones de euros, comenzarán antes de final de 2018

Reproducción de cómo quedará la segunda fase de Matadero, con una torre de 10 plantas a la altura de la lonja, con un nuevo diseño. Reproducción de cómo quedará la segunda fase de Matadero, con una torre de 10 plantas a la altura de la lonja, con un nuevo diseño.

Reproducción de cómo quedará la segunda fase de Matadero, con una torre de 10 plantas a la altura de la lonja, con un nuevo diseño. / D.C.

Quién iba a pensar que Matadero se iba a transformar en el referente del cambio de política de vivienda por parte de la Junta de Andalucía. Convertido en su día en el ejemplo del final abrupto de las inversiones autonómicas en la rehabilitación del casco antiguo (porque aún estando en la otra punta de la ciudad debía funcionar como equipamiento para realojos de familias cuyas fincas estaban inmersas en obras de reforma), la lentitud con la que se construyó la primera fase, toda una década, hacía temer que la segunda parte del proyecto jamás se haría realidad.

Pero los tiempos parecen que han cambiado, y aunque la cartera de la Junta no está llena como en los primeros años de este siglo, un cambio de mentalidad de quienes están ahora al frente de la Delegación de Fomento, asumiendo algo tan evidente como la gravedad del problema habitacional en Cádiz, ha permitido reactivar lo que se había olvidado y poner en marcha de nuevo todo el proceso administrativo para ejecutar la segunda fase de Matadero. Como locomotora de nuevos proyectos públicos en la ciudad.

Así, la segunda fase de las viviendas sociales de Matadero ya está en marcha. Las buenas intenciones siguen chocando con la falta de fondos públicos por lo que la operación se va a dividir a su vez en dos fases. La primera, con 60 pisos, estará en obras antes de que concluya el próximo año, tras culminar el largo proceso administrativo ya iniciado.

El proyecto arquitectónico, al que ha tenido acceso Diario de Cádiz, ya está terminado e incluye un cambio sustancialmente significativo respecto a la primera fase: el diseño del nuevo edificio quedará muy alejado del ya existente: donde manda el color blanco, muchas ventanas y patios interiores. El modelo elegido, que contará con diez plantas de altura, dos más que en la primera fase, supone un modelo más espigado. Todos ventanas exteriores, con más luz natural y eliminando los patios lo que, a la larga, supone ahorrar en mantenimiento. Se huye del predominio del blanco con una apuesta más cercana a los tonos de las promociones ya existentes en esta zona de la ciudad.

Esta torre se va a levantar en una esquina de la manzana, más cercano a la lonja de frutas, tras descartarse dar continuidad al edificio ya existente. Se da así continuidad a una calle que a través de la plaza de Jerez conecta con la Avenida.

Será en la segunda parte de esta segunda fase cuando sí se le dé continuidad, con el mismo diseño, al primitivo edificio, con lo que se completará la medianera que quedó pendiente en la primera fase. Sobre este inmueble aún no se han iniciado los trabajos de los arquitectos.

El proyecto que ahora se impulsa tiene un coste de salida de 4,9 millones de euros. Serán 60 viviendas de las que 20 tendrán tres dormitorios con 68 metros cuadrados de superficie; otras 36 tendrán dos dormitorios y 58 metros cuadrados, dos de 57 metros y otros dos pisos con 59 metros. En total, 7.485 metros cuadrados construidos con un aparcamiento subterráneo (que conectará con la segunda fase de esta operación) con 37 plazas.

La Junta , a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, ya ha iniciado la larga y complicada tramitación del proyecto. Por lo pronto, y eso es lo importante, hay un preacuerdo de financiación ya que la administración regional ha ligado esta operación a una de mayor calado que se plantea en Córdoba, lo que da garantías para contar con la inversión. A la vez, esta operación y otras sobre las que ya trabaja esta agencia pública, está ligada a los planes de venta del suelo autonómico ubicado en Costa Ballena. Una venta que va muy bien lo que está permitiendo contar con liquidez para estas obras, sobre todo ante la obligada sequía inversora impuesta por el Plan Nacional de la Vivienda, que se limita a proyectos de mantenimiento y mejora de los parques públicos.

El Ayuntamiento de Cádiz está participando de forma muy activa en la reactivación de esta nueva fase. Urbanismo está elaborando el estudio de detalle, mientras que los técnicos de la Junta ya han dado el visto bueno al proyecto básico y ahora está en marcha la redacción del proyecto de ejecución.

Cuando el edificio ya esté construido éste se dedicará a reducir la enorme lista del registro municipal de demandantes de viviendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios