Cádiz

El 'MSC Eloane' deja Cádiz

  • El megabuque ha salido a las 15:00, aprovechando al máximo la pleamar

La inmejorable actuación de todos los agentes que han intervenido en la operativa de la delicada descarga del MSCEloane ha hecho posible que el megabuque abandone este miércoles la nueva terminal de contenedores de Concasa y deje detrás el mal fario que le acompaña desde antes de Reyes. El barco ha salido pasadas las 15:00, aprovechando la pleamar.

Corría el 5 de enero cuando, tras un gigantesco golpe de mar provocado por el mal tiempo, perdió entre 30 y 45 contenedores cuando pasaba por Fisterra. Muchos de ellos fueron a parar en poco tiempo al fondo del mar y algunos, tras haber quedado destrozados por la caída, están aún saliendo a flote.

Allí en el cabo coruñés del Roncudo permanecía personal de Salvamento Marítimo en busca de un fragmento de carga que, al parecer, ha sido visto y que podría poner en peligro la navegación de los buques que circulan por esas latitudes. Para evitar males mayores lanzan continuos radioavisos.

Aquí, en Cádiz, a muchos cientos de kilómetros todo parece haber ido mejor. Hace hoy una semana desde que Diario de Cádiz lanzara a su web la noticia de que estaba entrando en la nueva terminal de contenedores un Triple E, un tipo de portacontenedores que, por su tamaño ya que alcanza los 400 metros de eslora, era hasta ahora casi impensable .

Los hechos han dejado patente que el puerto de Cádiz ha sabido responder en circunstancias adversas a una inesperada escala que ha puesto sobre la mesa las potencialidades de esta nueva estructura portuaria aun sin estar inaugurada.

De hecho, esta delicada operativa, calificada por la propia comunidad portuaria como de "muy peligrosa" se ha llevado a cabo en el cantil de una explanada sin asfaltar, sin luz, sin carriles y sin ningún tipo de comodidades para los que allí han estado trabajando día y noche.

Las fuertes lluvias ponían aún más difícil a MSC lograr que el Eloane apretara el acelerador, dejara en Cádiz todos los 50 ó 60 contenedores afectados por el desplazamiento de la carga, y se pusiera pronto en ruta para intentar recuperar, en parte, el tiempo perdido desde el fatídico 5 de enero.

Tras la llegada a Cádiz del MSC Eloane, lo primero era bajar la carga desplazada, operativa en la que han intervenido al menos dos empresas gaditanas, Tincasur, de Puerto Real, y Remesa, de Algeciras, que se han sumado a los estibadores del puerto gaditano. Esta operativa hubo que planificarla al detalle para evitar accidentes y la caída de algunos contenedores que llegaron a Cádiz casi colgando. Y mientras que se planificaba, montar tres enormes grúas, dos de mil toneladas y una de 1.300 toneladas, algo complicado y que requiere casi un día de trabajo.

A partir de ahí, manos a la obra para intentar que la estancia en Cádiz sea lo más corta posible y evitar más gastos. Fuentes solventes calculan que los siete días de estancia podría haberle costado a MSC en torno a un cuarto de millón de euros sólo en tasas portuarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios