Llega a Cádiz la urna restaurada del Cristo Yaciente del Santo Entierro

  • Se encuentra desde el mediodía de ayer en la iglesia de Santa Cruz, donde permanecerá oculta hasta su presentación pública el próximo jueves 29 de marzo

Comentarios 1

La urna de plata de ley que porta la imagen de Jesús Yacente de la cofradía del Santo Entierro llegó ayer a Cádiz tras seis meses de restauración en los talleres de la empresa sevillana Orfebrería Villareal, y será presentada al público el próximo jueves día 29 de marzo en la Iglesia de Santa Cruz.

Según explica José María Alonso, mayordomo de la cofradía, los trabajos de restauración han consistido en cuadrar la urna; enderezar la cruz de remate con una estructura metálica interna, ya que se encontraba inclinada; y recuperar los cristales porque algunos de ellos se habían roto y se sustituyeron por piezas de metacrilato.

El mayordomo del Santo Entierro añade que la hermandad ha querido recuperar el estilo decimonónico de la urna, por lo que a la visera inferior del paso de madera y terciopelo se le han incorporado estrellas de plata de ley.

Para el próximo año está pendiente la segunda fase de restauración del paso, que consistiría en poner las colgaduras de terciopelo con galones de plata de ley, según José María Alonso.

La urna llegó sobre las 14:30 horas de ayer a la Catedral Vieja de Cádiz con los cristales desmontados para evitar roturas durante el transporte. Durante la tarde, se estuvo trabajando para ensamblar los cristales y dejar la pieza preparada para su presentación pública. Hasta entonces, permanecerá oculta.

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la empresa municipal de aparcamientos (Emasa), ha asumido los 86.000 euros que han costado los trabajos de restauración de esta urna realizada en 1865 por Manuel Ramírez y Pedro Cardín, de acuerdo con el diseño de Diego María del Valle, profesor de Dibujo Lineal de la Academia de Bellas Artes de Cádiz.

En la urna destacan los cristales parisinos. Está rematada por una cruz adorada por dos ángeles genuflexos e iluminada por cuatro faroles de plata, obsequio de la reina Isabel II, que donó 120.000 reales de vellón para su realización.

La urna porta la imagen de Jesús Yacente, obra de Francisco de Villegas (1624), si bien se estima que en el siglo XVIII se le adaptó una nueva cabeza de raigambre genovesa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios