La nueva Ley de Puertos "beneficiará, en definitiva, a la economía gaditana"

  • El diputado socialista Salvador de la Encina explicó a la comunidad portuaria las bondades de la enmendada norma

Comentarios 3

La nueva Ley de Puertos que vendrá a sustituir a la que data de 2003 dotará a los puertos de una flexibilización de las tasas portuarias. Ese será uno de los puntales básicos que, según el diputado socialista y presidente de la Comisión de Fomento del Congreso, Salvador de la Encina, beneficiará a la economía gaditana en general.

Flexibilización de las tasas, bonificaciones varias para atraer nuevos tráficos y la garantía de que la nueva norma que nacerá a raíz de lo pactado por socialista y populares no significará pérdida de puestos de trabajo.

"Todo lo contrario, con esta nueva Ley se generará más empleo", así lo garantizó De la Encina, primero ante los medios de comunicación y posteriormente ante los agentes relacionados con el ámbito del puerto de Cádiz.

La desconvocatoria de una huelga de los estibadores que podría haber dejado congelado el tráfico en el muelle de Cádiz vino el pasado miércoles como consecuencia de la aceptación de las nuevas condiciones y nuevas enmiendas que PSOE y PP anunciaron para la futura Ley de Puertos. El temor de los estibadores era que la nueva Ley conllevara de golpe la liberalización de la totalidad de los servicios portuarios, entre ellos la carga y descarga de los buques. El espíritu de las nuevas enmiendas conlleva esa liberalización que obliga la Comisión de Defensa de la Competencia pero ésta llegará de manera gradual.

La Ley obligará en Cádiz a que la actual Estigades deje de ser una APIE (Agrupación Portuaria de Interés Económico) para convertirse en una SAGEP (Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios). Eso conlleva no sólo el cambio de nombre sino un cambio importante en su modelo de gestión.

A partir de la nueva norma, estas sociedades no tendrán participación alguna de las autoridades portuarias, que hasta ahora gozaban de una injerencia de un 51%.

Al final, la tan temida liberalización llegará pero de forma gradual y estas sociedades dejarán de tener pronto la exclusividad en la ejecución de sus tareas portuarias de manera que otras empresas privadas podrán optar a esos trabajos.

Asimismo, Salvador de la Encina destacó que la ley profundiza en la condición de tasas de las tarifas portuarias y reformula alguna de las bonificaciones para dar seguridad jurídica al modelo sin incrementar los costes.

Cada autoridad portuaria realizará la una propuesta particular de coeficientes correctores, tomando en consideración las previsiones plurianuales de evolución de tráficos, del nivel de endeudamiento y de necesidades de inversión así como sus objetivos de gestión.

51

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios