Lectura de derechos y árboles reciben a nuevos ciudadanos

  • IU ha propuesto que se implante el acogimiento civil, una iniciativa que se celebró por primera vez en el país en Igualada y cuya celebración difiere en cada ciudad

Aunque se les denomine así comúnmente, no son bautizos civiles ni nada tienen que ver con el sacramento cristiano. Son actos de bienvenida en la sociedad civil cuyo objetivo es "iniciar a los niños y jóvenes de la ciudad en el largo camino de las actitudes cívicas, que hagan posible un porvenir pacífico basado en los valores indivisibles y universales de la dignidad humana, la libertad, la igualdad y la solidaridad, expresados en el compromiso de los padres o tutores hacia estos valores, que los convertirán en ciudadanos y ciudadanas libres e iguales en derechos y deberes". Esta es la definición del Ayuntamiento de Igualada, el primero en España en implantar una iniciativa que ya era habitual en otros países, en 2004.

Los actos se instauraron a petición de una vecina del municipio y por unanimidad. El Partido Popular, que en Cádiz se toma a broma la propuesta para implantar estos actos que ha presentado el concejal de Izquierda Unida Sebastián Terrada, allí apoyó los acogimientos. Marcel fue el primer niño acogido y tenía entonces cinco años.

El acontecimiento tuvo mucha repercusión mediática, pero no se ha popularizado. En Igualada, un municipio de unos 39.700 habitantes, sólo se han celebrado tres. Sin embargo fue un precedente que creó escuela y más ciudades implantaron los acogimientos, siempre actos de carácter simbólico en los que se da lectura a los derechos del menor y a los que cada ayuntamiento aporta una nota singular. En la villa canaria de Ingenio, el acto se acompaña con la plantación de un árbol, algo que pueden hacer los padres o dejar en manos de la Concejalía. Este ejemplar lucirá una placa con el nombre del niño que lo apadrina a perpetuidad; en Rivas Vaciamadrid se entrega a los padres de un lote con documentos de interés sobre los recursos que ofrece el municipio a los pequeños, así como de otros relacionados con los derechos de la infancia. Este municipio madrileño celebró su primer acogimiento el 24 de febrero de 2007, el del pequeño Diego, de cuatro meses, que recibió como obsequio una camiseta en la que se leía "Soy ciudadano de Rivas". En total se han acogido once pequeños en los diez actos celebrados; el primer año fueron ocho, cinco niñas y tres niños, y hasta junio de 2008 tres niños.

En Cádiz se hace un acto que el PP defenderá en pleno que puede asimilarse a una bienvenida a los menores: la entrega de ejemplares de la Constitución.

11

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios