Juventud plantea ampliar la duración de la discoteca light

  • En la última edición, esta actividad ha recibido unas 5.500 visitas, doscientas más que en 2007, lo que el Ayuntamiento considera un "éxito de participación"

Comentarios 9

La discoteca light organizada por la Delegación Municipal de Juventud con la colaboración del Colegio Salesianos cerró ayer sus puertas por esta temporada con un saldo de 5.500 visitas.

La actividad se inició el pasado sábado 16 de febrero y es "una de las más demandadas por los jóvenes de la ciudad, prueba de ello son los cinco años seguidos de éxito de participación (a pesar de estar restringido a sólo las edades de entre 14 y 16 años), y las peticiones de información sobre la misma que recibimos de otras ciudades para tomarla como modelo y ejemplo a seguir", asegura el equipo de gobierno local en un comunicado.

La afluencia ha sido mayor esta temporada que la anterior, cuando se registraron 5.300 visitas, por lo que el Ayuntamiento se está planteando la posibilidad de que para la próxima edición continúe abierta durante más meses, según explica la concejala delegada de Juventud, Carmen Sánchez.

La que concluyó ayer es la quinta edición de una iniciativa que pretende que los más jóvenes "disfruten de música actual y se diviertan bailando en un espacio libre de alcohol". El equipo de gobierno local indica que tanto la actividad en sí como la seguridad que la rodea (seguridad privada, ambulancia y agentes de la Policía Local constantemente en la entrada) no han sufrido modificaciones a lo largo de las ediciones debido a que "ya van varios años de actividad y esta se ha venido desarrollando con resultados muy positivos y sin incidentes. Se cuenta también con dj spaker, luces de láser y efectos de discoteca, guardarropa y barra con refrescos y cócteles sin alcohol".

El horario de la actividad ha sido de diez de la noche a una de la madrugada de los sábados, con interrupciones en fiestas como la Semana Santa y los Carnavales.

La discoteca light tiene una labor previa de visitas a los centros de enseñanza para informar de la actividad, entregar el documento que se debe rellenar para solicitar la autorización de los padres y la posterior elaboración del carné de asistencia.

Esta iniciativa es una de las actividades de un programa más amplio denominado Cádiz alternativo, que como línea general pretende dar una opción de sano ocio a los jóvenes durante la noche de los sábados y que en su día llegó a abrir instalaciones municipales como la piscina, algo que posteriormente dejó de hacerse.

Para esta temporada, además de la discoteca se han organizado los viernes de ocio: las asociaciones juveniles Alendoy, Cepa, Equa e Imagina desarrollan en centros de enseñanza secundaria de la ciudad actividades previamente escogidas por los alumnos de los centros.

Por último, el gobierno municipal organiza dentro del Cádiz alternativo los talleres informativos "Enróllate", una serie de talleres lúdicos e informativos impartidos en centros de enseñanza en donde de una manera divertida pero a la vez responsable los jóvenes debaten sobre el fenómeno del "botellón". Este año, además, se ha tenido oportunidad de explicar a los alumnos la nueva ley andaluza que es conocida popularmente como "ley antibotellón".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios