La Junta deja en manos del redactor del proyecto el derribo de Náutica

  • Gómez Periñán asegura que un informe determina que el edificio está "gravemente enfermo" · El 70% de sus dependencias se encuentran clausuradas

Comentarios 16

"El derribo del edificio de la antigua Escuela de Náutica no es firme, sino sólo una posibilidad". El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, José Antonio Gómez Periñán, pasó la responsabilidad de la demolición de este inmueble a la persona o empresa que gane la redacción del proyecto, que ahora mismo se encuentra en fase de licitación. Ese concurso, sin embargo, incluye en una primera fase la demolición del edificio y, posteriormente, el proyecto.

Gómez Periñán dijo que el arquitecto en cuestión será el que debe determinar si el edificio se va tirar abajo al completo, si sólo va a ser una parte, o si se va a conservar al completo, para lo cual se llevaría a cabo la rehabilitación del mismo.

El delegado del Gobierno compareció ayer en rueda de prensa para explicar la postura de la Junta en este asunto, después de que el mismo Colegio de Arquitectos expresara su repulsa por las intenciones de demolición del inmueble, algo en lo que coincidieron algunos profesionales como Julio Malo de Molina, Juan Jiménez Mata o el presidente de la Real Academia de Bellas Artes, Javier Navascués.

Gómez Periñán dejó claro que "la Junta no toma decisiones a la ligera", para explicar los argumentos del por qué se había valorado tirar el edificio.

En este sentido, apuntó que se encargó hace unos meses a la empresa Vorsevi que hiciera un estudio a fondo del estado del complejo, tras lo cual dio como resultado que el edificio se encuentra "gravemente enfermo y tiene múltiples patologías": Como ejemplo cita que el 70 por ciento de las dependencias se encuentran clausuradas por el mal estado de las mismas, para lo cual se han tenido que tomar una serie de medidas de precaución. Gómez Periñán también aseveró que para el final del curso el edificio, que alberga en la actualidad el centro de Investigación y Formación Pesquera, va a quedar completamente cerrado ante la falta de seguridad que presenta, "por todo eso, cuando hemos sacado el proyecto contemplamos el derribo".

Lo que tiene claro el delegado del Gobierno de la Junta es que "se va a anteponer la seguridad de las personas y los trabajadores que vayan a estar allí y de los usuarios a cualquier cosa", en relación a si se estima que finalmente hay que levantar un edificio nuevo que sea considerado más seguro. Asimismo, también dijo que tampoco podría permitir que "un largo debate" sobre este asunto pudiera demorar toda la operación "y se pusiera en peligro a las personas que pasan por allí, a pesar de todas las medidas de precaución que hemos tomado".

Asimismo, resaltó que el edificio no está catalogado, sino que forma parte un inventario. Cabe recordar que el Colegio de Arquitectos decía que formaba parte del Registro General del Patrimonio de Andalucía como una de las obras que deben ser objeto "de una especial protección por parte de la administración".

José Antonio Gómez Periñán explicó que el Gobierno andaluz es el del "diálogo" y por ello se ha puesto en contacto con la asociación de vecinos Moreno de Mora del Balón y ayer tenía previsto hacerlo con la de La Viña para explicarles su proyecto. Además, también habló con el presidente del Colegio Oficial de Arquitectos y le explicó el mal estado del edificio y se mostró favorable a la participación de la Junta en una mesa redonda que va a haber en este Colegio el día 20 para analizar el futuro del edificio.

En la rueda de prensa también estuvo presente el delegado provincial de Economía y responsable de Patrimonio, Daniel Vázquez, que explicó que aún no están decididas cuáles van a ser las delegaciones provinciales que se van a ubicar en el futuro en el edificio de la antigua Escuela de Náutica, "aunque se prevé que puedan ir 500 funcionarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios