La Junta abre un expediente informativo al quiosco de La Caleta

  • La Delegación de Vivienda y Ordenación del Territorio elabora un informe sobre la situación de la construcción a medio terminar · Vecinos de intramuros piden la inmediata paralización de la obra

Comentarios 29

Los vecinos del casco histórico piden que la Junta intervenga y paralice una obra que creen ilegal, la del quiosco de la Caleta. La Junta, a través de la Delegación de Vivienda y Ordenación del Territorio, ha abierto ya un expediente informativo; ahora está realizando el informe que puede acabar en una sanción o incluso en la exigencia de que se derribe lo ya hecho. Pero para eso quedan aún trámites administrativos, explica la concejala socialista Natalia Álvarez.

Precisamente eso era lo que temían ayer los vecinos: que los trámites culminaran cuando el quiosco ya haya empezado a funcionar, puesto que el fin de las obras está previsto para septiembre.

Ayer se sentaban en la sede de la asociación de vecinos Gades de La Viña representantes de esta entidad, de Cádiz Centro y del Mentidero, así como a representantes de la oposición municipal, aunque los vecinos quisieron dejar claro que las entidades ciudadanas no son de ningún partido. También acudieron miembros de la plataforma contra el quiosco de Santa María del Mar.

Los vecinos leyeron un manifiesto: aclaran que no están en contra de ningún promotor ni emprendedor, pero que toda obra debe cumplir con la legalidad y con el planeamiento urbanístico. Piden a Vivienda que actué y apuestan por una vía de diálogo que permita cumplir la legalidad sin perjudicar al promotor.

El empresario, Rafael Machuca, se sentó con los vecinos el martes y les explicó su sorpresa por lo ocurrido, aunque ayer prefirió no realizar declaraciones sobre este tema.

Los vecinos insistieron en que el quiosco resta visibilidad a la playa y que no cumple los requisitos que marca el Plan General de Ordenación Urbana para esta zona: que sea desmontable, que no tenga más de 20 metros cuadrados construidos ni más de 4,5 de altura. En este punto Sebastián Terrada (IU) pudo aclarar algunas cosas: ha tenido acceso al proyecto y ha comprobado que la altura máxima es de seis metros. La instalación alcanza los 71 metros cuadrados y el Ayuntamiento había dicho que sólo 20 serían el quiosco, pero Terrada indica que los otros 50 están comunicados con el negocio y se trata de una estructura acristalada sobre pilares. Que no es desmontable es evidente por los materiales utilizados.

¿Por qué no han protestado antes los vecinos? Aseguran que hasta ahora se venía anunciando un quiosco y es lo que ellos creían que habría allí: un pequeño quiosco. La sorpresa ha venido a medida que iba creciendo la construcción.

La alcaldesa, Teófila Martínez, dijo que confía en la forma en que los técnicos interpretan el PGOU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios