La Junta quiere ayudar a la UCA a recuperar el Olivillo

  • La administración autonómica trabaja para buscar fondos de la UE con los que la institución académica pueda acometer el proyecto de residencia de estudiantes

Comentarios 4

La Junta de Andalucía está buscando financiación para que la Universidad de Cádiz pueda acometer por fin el proyecto de convertir el edificio del Olivillo, cerrado desde el año 1985, en una residencia de estudiantes. El delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, Fernando López Gil, aseguró ayer que la administración autonómica trabaja para conseguir que la UCA obtenga el dinero necesario "a través de un programa europeo que será un fondo reembolsable. La UCA tiene la intención de dar a un tercero la explotación de la residencia. Con el cobro del alquiler del espacio a la empresa concesionaria podría sufragar el préstamo". López Gil se refería a los llamados Fondos Jessica, una ayuda europea conjunta en apoyo de inversiones sostenibles en zonas urbanas que es una iniciativa de la Comisión Europea desarrollada en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa (BDCE). Su objetivo no es otro que fomentar la regeneración y el desarrollo urbano sostenible por medio de mecanismos de ingeniería financiera. Los países de la UE pueden optar por invertir parte de sus asignaciones de Fondos Estructurales de la UE en fondos reembolsables, para ayudar a reutilizar los recursos financieros y acelerar, así, las inversiones en las zonas urbanas de Europa.

Las ayudas del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) se transfieren a los Fondos de Desarrollo Urbano (FDU), que a su vez las invierte en asociaciones público-privadas u otros proyectos incluidos en un plan integrado para el desarrollo urbano sostenible. Estas inversiones pueden adoptar la forma de acciones, préstamos y/o garantías.

López Gil aseguró que "en la próxima semana nos reuniremos con la directora general de Fondos Europeos, donde perfilaremos esta posibilidad". La intención de la Junta puede dar un giro importante al futuro de un edificio sobre el que el rector de la Universidad, Eduardo González Mazo, a tenor de su ruinoso estado, se preguntó en junio de este año "¿qué garantías tenemos de encontrar nosotros a un inversor?".

El edificio fue declarado en ruina técnica por un informe encargado por la Universidad de Cádiz en 2011, después de que el Ayuntamiento de Cádiz requiriera a la institución académica obras de ornato. El equipamiento ya sufría en 1988 el mal estado generalizado de su estructura.

El Olivillo, antiguamente un centro médico, fue cedido por la Junta a la institución académica en mayo del año 1998 por un periodo de 50 años. Las dificultades económicas han impedido a la Universidad sacar adelante el proyecto, que según el anterior rector, Diego Sales, se basaba en una residencia de movilidad para estudiantes y profesores extranjeros. De concluir felizmente las gestiones de la Junta con la UE, la comunidad educativa ganaría un nuevo espacio y la ciudad recuperaría uno de sus edificios 'malditos', ejemplo de abandono institucional.

más noticias de CADIZ Ir a la sección Cadiz »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios