Javier Sánchez: "Hemos pasado de los asustaviejas a los ahuyenta inversores"

  • El presidente de los empresarios afirma que si el proyecto del hotel no sale adelante "sería para cerrar Cádiz" y advierte que "si se quiere condenar a la ciudad, que se diga con gallardía"

Imagen del deteriorado edificio de la Ciudad del Mar. Imagen del deteriorado edificio de la Ciudad del Mar.

Imagen del deteriorado edificio de la Ciudad del Mar. / joaquín pino

Comentarios 14

El presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), Javier Sánchez, estaba completamente indignado por las dos noticias que abrían ayer esta sección: por un lado que la inversión prevista para hacer un hotel en la Ciudad del Mar en Puerto América quedaba en entredicho debido a que el edificio se encuentra protegido desde el año 2011. Por el otro, el anuncio por parte del delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz, Martín Vila, de regular lo que ellos llaman "burbuja hotelera" en la ciudad. Esto último, a juicio del presidente de la patronal, "no sólo no lo comparto sino que lo censuro con contundencia".

Con respecto al hotel de Puerto América afirmó que esperaba que "no sea cierto que no se pueden saltar y resolver estos problemas, porque en caso contrario sería para cerrar Cádiz". Sánchez tiró de un discurso muy duro y señaló que después de 27 años "no se ha sido capaz de generar un uso para este espacio y ahora que hay unos inversores dispuestos para reflotar la zona, salen estos problemas".

De María lamenta que se quiera hacer ver que "los proyectos que vienen son algo malo"

Sánchez también tenía sus dudas por el lanzamiento de este dato ahora "porque si se ha hecho para generar problemas, es más lamentable aún. Si realmente se quiere condenar a la ciudad al ostracismo, que se diga con gallardía". Por ello, soltó una frase lapidaria: "Me niego a que si antes se hablaba de los asustaviejas, ahora pasemos a los ahuyenta inversores".

Esto lo conectaba con las intenciones del gobierno municipal para regular los proyectos hoteleros que vienen en camino, lo que a su juicio puede generar una "burbuja hotelera". Sánchez discrepaba también de esta opinión: "salir diciendo que hay que regular algo que no existe es grave. Si detrás de esto viene la turismofobia, eso no va en consonancia de la propia naturaleza del gaditano, que es acogedora". Sánchez se mostró muy preocupado que se hagan estos planteamientos "sin tener la valentía para decirlo, que lo que van a conseguir es que los inversores no pasen más allá de Cortadura".

Aunque también con un discurso crítico, el presidente de la patronal de la hostelera (Horeca), Antonio de María, se mostraba optimista "porque he podido hablar con gente relacionada con el proyecto del hotel y parece que puede salir adelante pese a la protección que tiene el edificio".

De María sí tiene muy claro que "aquí parece que somos especialistas en complicarnos la vida", con respecto a las declaraciones de Martín Vila y añadió que "a Cádiz lo que le hacen falta son inversiones, proyectos que generen riqueza y puestos de trabajo". En ese sentido, advirtió que por sus manifestaciones "parece indicar que los proyectos que se avecinan van a ser algo malo, cuando realmente es todo lo contrario".

En lo que sí que cree que se tiene que trabajar desde ya desde las administraciones y, en concreto, desde el Ayuntamiento de Cádiz es en conseguir aumentar la demanda de la ciudad para que toda esa oferta de la que se va a disponer se pueda cubrir: "Si un hotel no tiene clientes por lo menos para cubrir gastos, entonces es una ruina".

Desde el Partido Popular, el portavoz de su grupo municipal, Ignacio Romaní, señala que ya advirtieron cuando la Autoridad Portuaria habló del proyecto hotelero que debían revisarse los planes generales para que el proyecto hotelero fuera viable. Una de las cosas que no entienden desde el PP es que pese a que hay un proceso abierto de participación para la integración puerto-ciudad, "la propia Autoridad Portuaria se lo haya saltado a la torera para hacer caja". Romaní afirma que está favor del hotel pero dentro de un planeamiento ordenado. Por ello también se mostró muy crítico con que se haya dado la concesión para un gimnasio en el interior del puerto, con unos aparcamientos, "que estrangula mucho el espacio de circulación hacia fuera de la ciudad". Por último, sobre el anuncio de Martín Vila "lo que se esconde es que realmente está en contra de un proyecto como el de Tiempo Libre". Así, añadió que "ese mensaje es muy negativo para los operadores turísticos que quieren invertir en la ciudad".

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Fran González, dijo que confiaba en la versión de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz y "en que pronto se encuentre una solución y se alcance una acuerdo sobre la protección y el uso final del edificio que posibilite sacar adelante el proyecto hotelero".

"Esperamos que el equipo de gobierno sea capaz de ser un aliado en algo que es a todas luces positivo y bueno para la ciudad", concluía el portavoz socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios