La Isla apura trámites a contrarreloj para arrancar las obras del Bicentenario

  • El Ayuntamiento espera con impaciencia que se liciten las actuaciones para que puedan estar acabadas en el aniversario

Mientras que la Oficina del 2010 trabaja en distintas facetas -la institucional, la educativa y académica y la participación ciudadana y popular- que llenarán la programación conmemorativa del Bicentenario de Las Cortes, La Isla espera que en el primer trimestre de 2009 que ahora alcanza su ecuador se resuelvan definitivamente los últimos trámites administrativos para poner en marcha las obras que se quieren tener a punto para la efeméride constitucional. Son los proyectos que se confía en tener acabados para el Diez.

El caso más inmediato son las tres actuaciones que finalmente se ejecutarán con cargo al fondo extraordinario de inversiones del Estado y que el Ayuntamiento ha incluido entre el centenar de proyectos aprobado recientemente por el Ministerio de Administraciones Públicas: las intervenciones planteadas en la iglesia conventual del Carmen y en la Compañía de María y la adecuación de la finca municipal de la calle General Serrano -justo frente al Real Teatro de las Cortes- que se transformará en la Casa del Bicentenario, en un centro de interpretación de Las Cortes y el parlamentarismo moderno.

Estas tres actuaciones, que han venido a completar el paquete previsto para el 2010 y a dar salida a obras que el Ayuntamiento quería acometer pero para las que no tenía suficientes recursos, se esperan licitar en cuestión de días, de forma que los trabajos podrían dar comienzo antes del verano. Su plazo de ejecución es de tan sólo unos meses -dependiendo del proyecto- por lo que se espera que estará a punto antes del Diez.

Otro proyecto, cuya financiación depende exclusivamente del Consorcio, es la rehabilitación de la fachada de la Iglesia Mayor Parroquial, una actuación que asume también algunas obras interiores de menor envergadura, y que depende tan sólo del visto bueno de la Delegación Provincial de Cultura para su licitación.

Y exactamente lo mismo ocurre con el proyecto estrella del 2010, la rehabilitación del Sitio Histórico del Puente Zuazo y sus fortificaciones anejas. Desde hace meses se sabe que la actuación al completo resulta imposible de ejecutar de cara a la efeméride constitucional. Pero, tras el compromiso del Consorcio y del Ministerio de Fomento, se confía en que al menos la primera fase de las obras sí esté para el Diez. Se trata del entorno de baterías defensivas y del Real Carenero, una millonaria inversión que desde finales de 2008 espera que Fomento las licite. La segunda fase -el puente Zuazo en sí- tendrá que esperar a que se construya el nuevo ramal paralelo, que correrá a cuenta de las obras del tranvía que promueve en la ciudad la Consejería de Obras Públicas y Transportes.

En breve, el Ayuntamiento confía en que el Consorcio licite otra actuación menor, como es la dotación interpretativa del Real Teatro de las Cortes, edificio que acogió las primera sesiones de 1810 en las que se fraguó La Pepa y que será dotado de un moderno y complejo audivisual para hacer al edificio visitable y didáctico.

En peor situación se encuentra el Ayuntamiento. El edificio consistorial aguarda su rehabilitación integral, para la que el Gobierno local no ha conseguido cerrar un acuerdo económico con la Junta de Andalucía, que se niega a aportar más del cincuenta por ciento de la actuación. El Consistorio, por otro lado, se ve incapaz de afrontar el elevado coste del proyecto al no disponer de recursos y busca ayudas para actuar sobre un emblemático edificio vinculado a Las Cortes y que recientemente fue declarado Bien de Interés Cultural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios