Úrsula y Tamara López. Bailaoras

"Ir a Algeciras a bailar por Paco está lleno de significados"

Las bailaoras Úrsula y Tamara López son orgullo del flamenco de Algeciras. Aquí llegaron muy niñas y no pararon de crecer artísticamente en la legendaria academia Adagio de la calle Muro y de la mano de la desaparecida Lola Manteca y la flamenquísima Ana Rosa Ruiz. La Compañía Andaluza de Danza y el Ballet Nacional de España supusieron, después de esos años iniciales, su consagración como profesionales de un arte que es consustancial a ellas.

"Ir a Algeciras a bailar por Paco de Lucía está para nosotras lleno de significados especiales y emotivos. Hemos estado por todo el mundo con mucho reconocimiento pero poquitas veces en nuestra propia tierra, donde nos formamos y están las familias y el recuerdo de la academia de Lola Manteca", reflexiona Tamara López. "Va a ser muy bonito poder mostrar y regalar nuestro baile en una ciudad que nos vio hacernos bailaoras, en la que empezaron tantas cosas en lo personal y en la trayectoria que seguimos desde que éramos muy pequeñas", añade con ilusión.

Ella y su hermana Úrsula abren el IV Encuentro Internacional de Guitarra Paco de Lucía. Es este lunes, 17 de julio, a las 22:00 en el parque María Cristina. El espectáculo que las trae se llama Bailándote. Constituye todo un homenaje al hijo de Luzía la portuguesa, aunque el baile de ambas no va a estar guiado por la música que nos dejó: "Lo que hemos preparado es expresamente para él pero a los músicos les causa un respeto inmenso interpretar lo que hizo Paco de Lucía y no veíamos entrar por ahí", aclara Úrsula.

Javier Patino y el holandés Tino Van Der Sman las han ayudado a dar forma a Bailándote, una cita con el reconocimiento al genio de la guitarra que carece de hilo argumental y en la que se va a poder ver a ambas artistas juntas y por separado. La vieja Al-Yazirat, el mito de su personaje más célebre y el genio y la garra flamenca de estas bailaoras prometen una noche para el recuerdo. No en vano ellas abren el fuego de esta edición con un cartel tan relevante: "Si es por Paco de Lucía, por su figura, no se van a encontrar más que facilidades porque todos los artistas quieren apresurarse a estar ahí y no perderse una oportunidad como ésta", explica una Tamara López que opina que esta cita musical no para de crecer y es un referente cultural de primera calidad. Algo que Algeciras necesitaba.

Banda sonoraA Úrsula y Tamara López les ocurre respecto a Paco de Lucía lo que a muchos niños de la Algeciras de los setenta, que no pudieron conocerlo personalmente porque su marcha de la ciudad rumbo a Madrid ya se había producido y las visitas a familiares y el mar de El Rinconcillo eran espaciadas y estaban muy sujetas a los compromisos con escenarios y estudios de grabación. "Aunque nunca pudiésemos saludarlo, era alguien cercano porque su música formaba parte de nuestra infancia y crecimiento. Es algo muy especial para nosotras. Luego ya es más normal que fuese más inaccesible porque una persona de esa dimensión tan grande es natural que deba proteger mucho su intimidad y, por otra parte, son nombres muy contados los que han podido bailar para su guitarra y ahí no hemos estado nosotras", apunta Tamara.

La actividad de ambas bailaoras es frenética. No hace mucho tiempo abrieron en la calle Fray Diego de Cádiz, en Sevilla, flamencodanza, que es como se llama su propia escuela de danza. Con los horarios de ella deben luchar para iniciativas como Bailándote y otros espectáculos para las que las reclaman.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios