IU pide que se abra una comisión de investigación sobre Altadis

  • La coalición pide que se desvelen las subvenciones recibidas por la tabaquera. El consejero de Empleo, Antonio Fernández, pide que se cumplan los acuerdos

El grupo parlamentario de Izquierda Unida (IU) en la cámara autonómica solicitará la creación de una comisión de investigación con la que se descubran y hagan públicas las subvenciones recibidas por la tabaquera Altadis, tanto de la Junta como de otras administraciones, y los posibles incumplimientos de compromisos de futuro que se derivan del nuevo expediente de regulación anunciado por Imperial Tobacco, la multinacional que se ha hecho cargo de la compañía. El portavoz de IU en el Parlamento andaluz, Diego Valderas, y el parlamentario por Cádiz, Ignacio García, anunciaron ayer esta medida después de que ambos, acompañados del concejal gaditano Sebastián Terrada, mantuvieran una reunión con el comité de empresa de la factoría gaditana, presidido por Carmen Pérez.

La intención de Izquierda Unida es que se conozcan con exactitud, con datos y números, las ayudas públicas que la multinacional tabaquera ha recibido en los últimos años en Andalucía, y los incumplimientos de planes de futuro y viabilidad a los que se hubiera comprometido la tabaquera y que se pueden derivar del nuevo ERE.

Ignacio García y Diego Valderas también expresaron su convencimiento de que la Junta de Andalucía y el Gobierno central "deben rechazar" este nuevo expediente, sobre todo después de conocer que la planta de Cádiz, según los datos que les aportó ayer el comité de empresa, es viable y rentable, y de tener la percepción y también el convencimiento de que la multinacional inglesa pretende llevarse "a Polonia" la actividad de la planta de Cádiz y la de otros centros de España. Un caso, por tanto, que compararon con el cierre de Delphi.

García también avanzó que presentarán en el Parlamento una proposición no de ley para que no se pueda especular con los terrenos en los que se encuentra la tabaquera en Cádiz, de manera que se evite una futura "connivencia" de administraciones con un hipotético cierre, y que solicitarán que la Junta rechace el ERE. Valderas calificó el expediente como una "vergüenza y una puñalada" a la Bahía y a Andalucía.

Carmen Pérez, por su parte, enmarcó la reunión mantenida con IU en una serie de encuentros que quieren realizar con formaciones políticas y administraciones, para "arrancar un compromiso firme de que el centro de Cádiz permanecerá abierto y con el mayor número posible de trabajadores", y explicó que habían solicitado reuniones con el Ayuntamiento de la ciudad, la Diputación y la propia Junta de Andalucía.

Mientras tanto, el grupo municipal de Izquierda Unida va a llevar a pleno una propuesta para que todas las formaciones en el Ayuntamiento de Cádiz defiendan el empleo en la planta tabaquera de Cádiz. Sebastián Terrada quiere conseguir un compromiso formal por encima de una resolución de apoyo a los trabajadores de la tabaquera.

Para el día de hoy también está previsto que diversos parlamentarios andaluces del PSOE se reúnan también con el comité de empresa de Altadis en Cádiz. La cita será en la sede provincial de los socialistas en la plaza de San Antonio.

Sin fundamento

Por su parte, el consejero de Empleo de la Junta, Antonio Fernández, se mostró disconforme con la creación de una comisión de investigación y dijo que "al menos que nos fundamenten los motivos que han hecho cambiar los compromisos a los que llegamos hace años, la Junta va a estar siempre en contra de las medidas de Imperial Tobacco".

Fernández reconoció que no ha habido "un incumplimiento en al literatura del acuerdo pero sí en el espíritu", refiriéndose a que aquel se llegó con Altadis y ahora las medidas las toma una empresa distinta. Asimismo, señaló que "con el esfuerzo que se hizo en su día con Cádiz y Sevilla, no son viables las medidas económicas de la multinacional inglesa Imperial Tobacco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios