Hermanos del Santo Entierro piden que se suspenda la salida

  • Hoy lo exigirán en el cabildo, junto a la dimisión inminente del hermano mayor

Comentarios 17

La cofradía del Santo Entierro puede pasar esta noche por uno de sus tragos más amargos. Después de más de un año de crítica situación en el seno de la hermandad, lo que en principio era hoy la convocatoria del cabildo de cuentas puede ser una cita crucial para el futuro de la cofradía. Un grupo de hermanos va a exigir la dimisión inminente del hermano mayor de la cofradía, Manuel Ortega, así como la suspensión de la salida procesional del Viernes Santo.

Esta propuesta que elevarán los hermanos del Santo Entierro puede sentar como un jarro de agua fría, a falta de 38 días para la salida procesional de la corporación establecida actualmente en Santa María. Pero lo cierto es que la situación interna de la hermandad viene siendo muy delicada desde hace meses. Así, las continuas dimisiones de miembros de la junta de gobierno se han ido sumando a distintos conflictos con hermanos de la cofradía que han ido afectando, en definitiva, a la vida de hermandad.

Es por ello por lo que el grupo de hermanos argumenta su petición esta noche de suspender la salida en este 2008. Según comentan algunos de estos hermanos, "no hay medios económicos ni físicos" para afrontar la estación de penitencia.

El grupo asegura contar con el respaldo de al menos una treinta hermanos, que hoy apoyarán la propuesta. Esta cifra sería más que suficiente para que la propuesta saliera adelante (teniendo en cuenta el escaso número de hermanos de la cofradía, bastando apenas catorce o quince votos para sacar adelante anteriores cabildos). Además, han planteado esta situación al director espiritual de la hermandad, Guillermo Domínguez Leonsegui, con quien se reunieron el pasado viernes y que según aseguran ellos ha dejado la situación en manos del cabildo de esta noche.

Respecto a la salida procesional, estos cofrades aseguran que a falta de poco más de un mes para el Viernes Santo, la situación económica impide afrontar los gastos de flores, cera, música y otros derivados que supone realizar la estación de penitencia. Además, apuntan que aún no se ha informado sobre las fechas de reparto de túnicas y formalización de las papeletas de sitio, o que no se ha llevado a cabo la revisión del carro de la urna, para comprobar su estado. En otro orden de cosas, este grupo alude también a la falta de miembros en la junta de gobierno para afrontar la organización de la Semana Santa ni de la procesión en la calle, después de haber sufrido nuevas dimisiones.

La situación, por tanto, planteada por este grupo de hermanos sería extrema, aunque el hermano mayor de Santo Entierro, Manuel Ortega, aseguraba ayer a Diario de Cádiz que la situación económica de la cofradía "es la que siempre hemos tenido", confirmando la salida procesional del Viernes Santo, para la que están buscando diversas fórmulas de financiación.

El último cabildo del Santo Entierro, celebrado hace unas semanas, ya levantó polémica al quedar rechazadas las cuentas presentadas por la junta de gobierno. Para este cabildo, que se celebrará a partir de las ocho en la sede del Consejo, ni siquiera se ha enviado convocatoria a los hermanos, según aseguran algunos de ellos.

En caso de confirmarse la marcha de Ortega al frente de la cofradía, los hermanos pedirán la convocatoria urgente de un cabildo de elecciones. Al parecer, un grupo trabaja ya en la elaboración de una candidatura para tomar las riendas de la hermandad e intentar revitalizarla. Entre las necesidades más imperantes en el Santo Entierro, además de la vida de hermandad, está la estabilización económica y la situación de la casa de hermandad, que deberán abandonar el próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios