Hacienda acepta tirar la Aduana

  • Nuevo cambio en el texto del convenio de Plaza de Sevilla para incluir la conformidad del Ministerio para el derribo de este edificio y la obligación del Ayuntamiento de localizar una sede alternativa

Comentarios 32

El Ministerio de Economía y Hacienda ha comunicado su aceptación a que se proceda al derribo del edificio de la Aduana, según confirmaron a este diario fuentes del PSOE. Esta decisión despeja inicialmente el desarrollo del Plan Plaza de Sevilla, aunque la Delegación de Cultura aún no ha cerrado el informe sobre la declaración o no de este inmueble como BIC, como plantean algunos colectivos ciudadanos contrarios a esta operación urbanística.

La decisión del Ministerio se incluirá en el convenio sobre la Plaza de Sevilla que ya se había elaborado y aprobado por el Pleno del Ayuntamiento, antes de su firma anunciada para el próximo 13 de febrero en Madrid.

Ahora, será necesario introducir una nueva modificación en el texto. La misma reflejará que el Ministerio de Economía y Hacienda, como propietaria de la Aduana, muestra su conformidad en el derribo de este inmueble. A la vez, se incluye que el Ayuntamiento deberá garantizar su derribo y localizar una sede provisional mientras que se levantan las nuevas dependencias que, presumiblemente, se ubicarán en la nueva avenida que se abra una vez reformada la Carretera Industrial.

Modificado el convenio ahora será necesario convocar un pleno extraordinario para aprobar el texto definitivo. La sesión se celebrará, según las mismas fuentes, el próximo día 12, una jornada antes de la firma del convenio en el Ministerio de Fomento, acto al que acudirán representantes de todas las administraciones implicadas en el Plan Plaza de Sevilla.

Ayer tarde no fue posible conocer la valoración del equipo de gobierno respecto a este cambio que, en todo caso, permite agilizar una operación que ya acumula tres años de retraso. Hace unos días, la alcaldesa, Teófila Martínez, indicó a este diario que será la comisión que se cree para gestionar toda esta operación urbanística la que tendrá que buscar alternativas para las oficinas que van a ser demolidas en la misma, tanto la Aduana como la Casa del Mar. Ya la Zona Franca se ofreció a buscar espacio dentro del Consorcio para dar cabida a las dependencias de Hacienda.

La Tesorería General de la Seguridad Social sí ha confirmado que levantará en la Carretera Industrial una gran complejo de oficinas para trasladar allí algunas de sus dependencias que se encuentran en precario en otros puntos de la ciudad.

Aunque la intención de derribar la Aduana se conoce desde hace años, no ha sido hasta hace unos meses cuando un colectivo ciudadano emprendió una campaña en defensa de su permanencia al considerar que era más importante el valor arquitectónico del mismo que los beneficios de su eliminación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios